El PJ bonaerense va a unas internas con final cantado

Balestrini será elegido presidente; hay un puñado de duras peleas locales.
LA PLATA.- El Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires renovará hoy sus autoridades internas en una elección en la que los principales cargos provinciales quedarán excluidos de la decisión de los afiliados: serán designados por Néstor Kirchner desde Olivos.

El jefe del PJ nacional elegirá, a partir de mañana, entre ministros, legisladores y sindicalistas amigos, a los hombres que acompañarán en la mesa chica del peronismo bonaerense a Alberto Balestrini, que hoy será elegido sin competencia, después de que la lista opositora del duhaldista Daniel Basile fuera inhabilitada por la Junta Electoral partidaria.

De este modo, la tensión de los comicios estará centrada en sólo dos cosas: algunas decenas de municipios, donde se registra una violenta pelea a nivel local, y el reparto que hará Kirchner de las dos vicepresidencias y dos secretarías (general y política).

Por ocupar alguno de estos cuatro puestos compiten los ministros del Interior, Florencio Randazzo, y de Justicia, Aníbal Fernández; el jefe de gabinete bonaerense, Alberto Pérez; el líder de la CGT, Hugo Moyano, y los legisladores nacionales José Pampuro y José María Díaz Bancalari. Este último hoy se despedirá de la presidencia del partido, que ostenta desde los tiempos en que lo conducía Eduardo Duhalde. A esos hombres se les suman, además, los intendentes Hugo Curto (Tres de Febrero) -actual vicepresidente primero- y Mario Alberto Ishii (José C. Paz).

"Hay muy buena predisposición para consensuar. Hay que tener una reunión de consejo partidario para terminar de repartir los cargos", dijo a LA NACION Díaz Bancalari.

Pero la pelea no aparece tan solapada en una treintena de los 134 distritos donde pugnan hasta cuatro listas por presidir el PJ local.

La pelea más violenta se registró en San Miguel, donde el diputado Franco La Porta denunció agresiones físicas y hasta el incendio de una propiedad. En ese distrito compite contra el actual intendente que él mismo apoyó, Joaquín de la Torre, y el ex intendente Aldo Rico, ex militar carapintada que vuelve a competir por el peronismo, ahora aliado al Gobierno y con el apoyo de un incondicional del kirchnerismo: el diputado nacional Carlos Kunkel.

En San Martín también se enfrentan dos facciones sindicales, con final abierto y dudosamente pacífico: la diputada Graciela Camaño (esposa del sindicalista opositor Luis Barrionuevo) enfrenta al secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) Osvaldo Lobato, cercano a Moyano.

En Luján, la intendenta Graciela Rosso lidiará con Miguel Prince, ex jefe comunal. Anteayer se suscitó allí la pelea violenta más reciente: Rosso denunció que le balearon su casa. Lo relacionó con la pelea interna partidaria.

En San Isidro habrá pelea de familias tradicionales: Sebastián Galmarini (hijo del ex funcionario Fernando Galmarini, suegro del jefe de Gabinete, Sergio Massa) competirá con Santiago Cafiero (nieto del histórico Antonio).

Más al Sur, en la populosa tercera sección electoral, habrá tensión en Quilmes, donde Francisco Gutiérrez -que había sido vetado por presidir el Polo Social y fue habilitado a último momento- medirá fuerzas con José Luis Fiezzi, famoso por alquilar carpas en la Plaza del Congreso durante el conflicto agropecuario, que se lo vincula con Aníbal Fernández, pero que se ufana en el municipio de ser hombre de Aldo Rico.

También habrá internas en Brandsen, donde el flamante ministro de Producción bonaerense, Alejandro Arlía, intentará ser jefe peronista. En la segunda sección electoral habrá una disputa fuerte en San Antonio de Areco, entre el ex diputado Francisco Durañona y Susana Mango.

En la cuarta sección reaparecerá el depuesto intendente de Pinamar Roberto Porretti. Peleará con su sucesor Rafael De Vito, que desde el Concejo Deliberante hizo todo para deponerlo.

También habrá internas en distritos, como Alberti, Bragado, Carlos Casares, Junín, Hipólito Yrigoyen, Balcarce, Trenque Lauquen, Castelli, Chascomús, Dolores, Monte, Tandil, Coronel Rosales, Torquinst, Puán, Azul, Bolívar y Tres Arroyos, donde se registra la mayor cantidad de listas en pugna, con cuatro peronistas que luchan por el poder.

LAS CLAVES

Lista única: hoy el peronismo bonaerense elegirá autoridades sin inconvenientes, ya que no hay postulantes opositores.

Balestrini, sin competencia: el vicegobernador bonaerense será el nuevo presidente del peronismo provincial. Sucederá al diputado José María Díaz Bancalari.

Mesa chica, a dedo: los hombres que integrarán la cúpula partidaria de la provincia serán elegidos por Néstor Kirchner. Entre los candidatos figuran los ministros Randazzo y Aníbal Fernández, el senador Pampuro, el líder sindical Hugo Moyano y el jefe de gabinete bonaerense, Alberto Pérez.

Pelea y tensión: por lo menos en una treintena de los 134 distritos provinciales se registran tensiones entre dirigentes que pelean por lograr el control del peronismo distrital.

Comentá la nota