En el sur bonaerense la intención de siembra es del 50 por ciento .

Los consultados se pronunciaron con marcadas expectativas negativas para realizar el cultivo de invierno, e incluso a la hora del uso tecnología para la campaña agrícola fina 2009/10
La Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca (BCP) efectuó un relevamiento de la intención de siembra en la zona sur de Buenos Aires, muy afectada por la sequía, y el 75 por ciento de los consultados se pronunció por una caída del 50 por ciento en las expectativas para realizar el cultivo de invierno.

El relevamiento también incluyó el uso de tecnología para la campaña agrícola fina 2009/10 y por tal motivo a productores, asesores, acopios, cooperativas y agronomías de gran parte de la región de influencia de la BCP.

Las tres grandes zonas productivas relevadas son: sur, partidos de Patagones, Villarino, Bahía Blanca y Cnel. Rosales; sudoeste, partidos de Adolfo Alsina, Coronel Suárez, General Lamadrid, Guaminí, Puán, Saavedra, Salliqueló y Tornquist, y sudeste, Coronel Pringles, Dorrego, Monte Hermoso, Laprida, Tres Arroyos y San Cayetano.

"El inicio de campaña de trigo y cebada para toda la región de influencia de la BCP, se encuentra fuertemente condicionado por la intensa sequía que hace tiempo afecta severamente la producción", explicaron los técnicos bahienses.

En el sur bonaerense, la situación de la empresa agropecuaria es muy comprometida y ello se refleja claramente en los resultados obtenidos, según el informe.

Acerca de la intención de siembra, el 75 por ciento de los consultados en el sur respondieron que implantarían un área un 50 por ciento menor a la de la campaña pasada.

El restante 16 por ciento consideró una disminución de la superficie cultivable de hasta un 30 por ciento con relación al año anterior.

En el ciclo 2008-2009 se sembraron, en el sur bonaerense, alrededor de 300.000 hectáreas de trigo, de las cuales se perdieron por efectoclimático 110.000 hectáreas de trigo.

Causa común

Desinversión, suelos erosionados, descapitalización empresaria, son algunas de las consecuencias que se presentan como característica común entre los productores agropecuarios de la región, según la BCP.

La situación se torna más comprometida si se tiene en cuenta que la gran mayoría de los productores de la zona también hacen ganadería ("sistemas mixtos") y han destinado recursos financieros para sostener la actividad ganadera.

Los resultados del análisis bajo el escenario de condiciones climáticas normales, destacan el afianzamiento de la cebada como cultivo de invierno para la región (el 68% sembraría igual o en hasta un 10% más de superficie que la campaña pasada).

En el sudeste, hay optimismo

La mejor expectativa de inicio de campaña se encuentra en el sudeste bonaerense, en donde un 28 por ciento de los consultados estima una disminución del área sembrada con trigo entre un 50 por ciento con respecto a la campaña pasado. Un 40 por ciento estima una merma del área a sembrar en hasta un 15 por ciento, un 32 por ciento prevé una disminución de hasta un 30 por ciento.

En esta zona se sembró en la campaña anterior el 12 por ciento del área de trigo nacional, 553.455 hectáreas y 153.700 hectáreas de cebada (26% del área nacional).

Otro de los resultados que se obtuvo fue el referido al empleo de tecnología: del análisis se desprende que el uso de fertilizantes nitrogenados y fosforados será nulo, principalmente para los productores del sur y sudoeste bonaerense que comparten estadísticas similares.

"De no presentarse lluvias importantes en las próximas semanas, el 60 por ciento de los consultados estima una merma del 50 por ciento del área a sembrar con trigo, un 13 por ciento prevé una merma de entre un 30 y 50 por ciento y el resta

Comentá la nota