El PJ bonaerense criticó la agresión que sufrió Morales

El vicegobernador bonaerense, Alberto Balestrini, se solidarizó con el jefe de la UCR
Dos días después de la agresión que recibió el senador radical Gerardo Morales, una parte del kirchnerismo se sumó al repudio por los hechos de violencia.

El presidente del PJ bonaerense, Alberto Balestrini, fue el encargado de llevar el mensaje y su "solidaridad" con el jefe de la UCR, a quien le arrojaron huevos y todo tipo de objetos momentos antes de disertar, el viernes pasado, en la sede del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Jujuy. Allí, un grupo de desocupados y organizaciones sociales identificadas con el kirchnerismo agredió al senador y destrozó el lugar.

"El Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires desea transmitir a todo el pueblo de la Nación su repudio por el ataque en contra de un hombre de la democracia y se solidariza con él", dice el comunicado difundido ayer por Balestrini.

El texto se suma así al rechazo que ya había expresado gran parte de la oposición, que manifestó su repudio a la agresión de la que fue víctima Morales. "No compartimos ningún tipo de violencia, ni la física ni la verbal", sostuvo Balestrini.

"Tenemos claro que la sociedad argentina, mayoritariamente, quiere vivir en un sincero y perdurable clima de paz y concordia", agrega el texto del jefe del PJ bonaerense, y sostiene: "Nuestro partido ha bregado, brega y seguirá bregando para que se fortalezca el auténtico concepto de respeto en los disensos y diferencias. Es ése el camino que hace posible seguir consolidando la democracia y donde se asienta el mensaje que constantemente expresamos sobre la pluralidad de las ideas y el pensamiento como verdadero cimiento para alcanzar el proyecto de Nación que soñamos".

Además, el comunicado, el único del arco oficialista conocido tras los serios incidentes, advierte: "Hechos de intolerancia o agresividad, que dañan la confianza y promueven preocupación en las instituciones de la República, serán siempre descalificados por el Partido Justicialista".

Mientras tanto, ayer Morales insistió en vincular al gobierno de Cristina Kirchner con la organización de militantes que lo agredió, y volvió a señalar a Milagro Sala, la líder del movimiento Tupac Amaru. "Tiene [por Sala] entrada directa a Néstor Kirchner", denunció el senador del radicalismo.

A pesar del rechazo a la violencia que expresó ayer el PJ bonaerense en manos de Balestrini, hoy se realizará una marcha al Congreso de diferentes organizaciones políticas, sindicales y sociales, pero será en contra de Morales. Entre quienes aparecen como los organizadores de la manifestación contra el senador está Carta Abierta, la agrupación de intelectuales afines al Gobierno, junto con la agrupación Tupac Amaru Capital, la Red de Organizaciones Sociales y la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA).

"Estaremos allí para repudiar las acusaciones y mentiras del ex funcionario de [Fernando] De la Rúa y denunciarlo por estructurar una campaña de desprestigio sobre aquellos que venimos luchando por la distribución de la riqueza", expresaron las organizaciones en un comunicado.

Comentá la nota