El PRO bonaerense busca "normalizar" el partido

Elecciones internas o un acuerdo de cúpulas, son las dos opciones sobre las que empezaron a conversar los principales dirigentes y legisladores del macrismo bonaerense para normalizar el PRO provincial, intervenido por Mauricio Macri en marzo último.
El Pro provincial había sido intervenido por 180 días, luego de que en el macrismo bonaerense explotase una crisis política hacia fines del verano, en ocasión de anunciarse el acuerdo electoral entre Mauricio Macri y los diputados justicialistas disidente Francisco De Narváez y Felipe Solá.

"Hay dos alternativas para normalizar el PRO: Una elección interna o un gran acuerdo que debe tener mucha legitimidad", informó un diputado macrista.

Los dirigentes y diputados consultados sobre el tema coincidieron en que por ahora "se discuten esas dos posibilidades", a pesar de que una mayoría de ellos se inclina por un acuerdo general, que incluso podría generar una cúpula de conducción que sea de transición.

Un acuerdo, argumentan, evitaría una "desgastante" elección interna, que debería hacerse este año, aunque no dejan de reconocer "la tremenda legitimidad política que otorga una elección".

"Siempre lo ideal es una elección interna, pero si no se puede, habría que acordar", señaló otro legislador de ese sector. En ese sentido, los dirigentes partidarios destacaron el crecimiento del Pro bonaerense que pasó de tener representación en un puñado de municipios a poseerla en poco más de 100 de los 134 distritos bonaerense, además del triunfo en los comicios generales de junio.

Comentá la nota