Bomberos debió atender más de 40 casos por el temporal de viento

Por más de ocho horas desde las 13 aproximadamente, el personal de guardia de los tres cuarteles de Bomberos de la ciudad debió asistir a más de 40 pedidos de intervención por voladuras de techos, cables, antenas, carteles y árboles que provocó el viento con intensidad de temporal y ráfagas de hasta 122 kilómetros por hora.
En tanto Defensa Civil, Vialidad Nacional, Vialidad Provincial y la Policía de Santa Cruz mantuvieron cortada por esas horas la circulación por la Ruta 3, en los tramos Río Gallegos-Piedra Buena y Río Gallegos-El Calafate, para tránsito pesado y transporte público, para evitar accidentes por efecto del viento.

Según informó la División Bomberos de la provincia, hasta pasadas las 21 se extendieron las intervenciones, en un número de 14 reportadas por el Cuartel Central, 11 de la Unidad 2º en Posadas 709 y 18 en el caso de la Unidad 1º ubicada en Rawson y Lista.

El oficial de servicio informó a La Opinión Austral que afortunadamente, a pesar de la magnitud de algunos casos, no se registraron personas accidentadas, y que sólo un efectivo de la Unidad 2º de Bomberos sufrió un golpe que le provocó lesiones de carácter leve, en el caso de un desprendimiento casi total de un techo en San Juan y 25 de Mayo.

La intensidad del viento provocó, entre otros hechos, el desprendimiento de un cartel de gran dimensión y peso en la avenida Lisandro de la Torre, de un árbol en Pasteur y Fagnano, de una antena de radio, antigua FM 2000, en la calle Urquiza casi Corrientes que cayó hacia el patio trasero, y de una pesada estructura del ferrocarril en la zona de la costanera, en todos los casos, sin que se registraran personas lesionadas.

La zona de chacras demandó numerosas intervenciones por voladuras de chapas, techos parciales o completos, y hasta la caída de alguna pared en construcción.

También en pleno centro, en Sarmiento y Alberdi, donde funcionan la AFIP/DGI y oficinas de una empresa petrolera, de dos chimeneas de gran magnitud y peso, a varios metros de altura, una se desprendió y para evitar la caída, efectivos de Bomberos debieron trabajar con arneses hasta lograr sostenerla y afirmarla.

Con intensidad de temporal, el viento provocó además, sucesivos cortes en el servicio de energía eléctrica, en distintos puntos de la ciudad, dejando asimismo fuera de servicio a la gran mayoría de los semáforos.

A su vez, Defensa Civil pidió a los conductores de vehículos livianos que extremen las medidas de precaución a la hora de circular, para no tener que lamentar más accidentes, y que en el caso de no ser de extrema necesidad no emprendan un viaje y, en caso de hacerlo, paren en el primer paraje o destacamento hasta que amaine el viento.

Comentá la nota