Con una bomba molotov atacaron la sede de Promoción Familiar

Durante el fin de semana aumentó la tensión en la delegación de Promoción Familiar de Roca cuando desconocidos atacaron las instalaciones provocando un incendio, en la puerta de acceso a la institución, con una bomba de fabricación casera.

Mientras tanto y en medio de un conflictivo clima, se espera para hoy la llegada de autoridades provinciales con las cuales se aguarda llegar a una solución para salir del conflicto institucional desatado en ese organismo.

Representantes del gremio ATE confiaron ayer que cerca de las cuatro de la madrugada del domingo, un grupo de trabajadores estaban por irse a dormir en el edificio de Rohde 350, en el que permanecen pacíficamente hace quince días como medida de protesta.

En ese momento, los atacantes golpearon la puerta, y cuando fueron a atender, observaron una llamarada en el acceso al edificio.

Inmediatamente se contactaron con personal de la Comisaría Tercera, que a los pocos minutos llegó hasta el lugar y -en conjunto- apagaron el fuego que había tomado parte de la puerta principal.

Luego los propios uniformados confirmaron que al parecer los atacantes habían arrojado una botella con combustible y una mecha encendida, lo que había generado el fuego.

Fueron los propios trabajadores los que efectuaron la exposición en la sede policial.

Nadie resultó herido pero el hecho fue "grave" para los empleados quienes lo tomaron como un acto de intimidación, y recordaron las amenazas que sufrieron de despidos o descuentos al inicio del conflicto.

El reclamo que llevan adelante los empleados se basa principalmente en el aumento salarial, el cese del trabajo en negro y la renuncia del delegado Néstor Epulef y de la coordinadora técnica, Patricia Sánchez.

La semana pasada mantuvieron una reunión en Viedma, en la que las autoridades ratificaron los cargos de los delegados locales y confirmaron una nueva reunión para hoy.

Comentá la nota