La bolsa de trabajo de la UOCRA llegó a 400 inscriptos

La bolsa de trabajo de la Unión Obrera de la Construcción en Junín crece sostenidamente frente a la desocupación, como así se advierte menos reactivación.
Los datos confirmados por el titular de la seccional, Eduardo Diotti, van de la mano del sector de empresas constructoras que admitieron estar muy preocupados por la ostensible disminución de las partidas presupuestarias destinadas a obras públicas que ponen en riesgo la fuente de trabajo de cientos de personas.Los planes de construcción de viviendas y obras de infraestructura, que constituyen la fuente de trabajo de muchas empresas, se encuentran amenazados por la falta de recursos presupuestarios que permitan el llamado a licitación de trabajos para los próximos meses vinculado a obras públicas, donde es más visible el déficit.

Fuerte demanda laboral

Algunos meses atrás había alrededor de cien inscriptos en la bolsa de trabajo de la UOCRA. Hoy, según el dirigente Diotti, suman entre trescientos cincuenta y cuatrocientos.

"Esencialmente la obra privada no cayó, pero ocurre que en ese sector, por ejemplo, para construir una vivienda ocupa poca mano de obra. Nos pueden pedir uno o dos obreros por día. Si no viene un barrio de vivienda o uno privado como el que estaba proyectado en el camino a la Laguna de Gómez, o una obra pública, estamos cayendo a lo que era el 2001", dijo en su diagnóstico. En ese marco, el secretario general del gremio reflejó una situación preocupante, al describir que "se están inscribiendo en la bolsa gente que se quedó sin trabajo en otras actividades. De los 350 o más anotados, tal vez 150 pertenecen a la construcción y el resto es mano de obra que se quedó sin trabajo fuera de nuestro ámbito o rubro. Y todos son ayudantes, porque no conocen la profesión".

Aunque está lejos aún la situación laboral del 2001, el dirigente mostró su esperanza de que "en noviembre se reactive como dicen. Que las obras anunciadas se extenderán más de un año porque después entramos al 2011, en tiempo electoral. Pero ni el trabajador tiene la culpa ni la gente adjudicataria de las viviendas del Plan Federal paralizadas tampoco, de que no se resuelva la situación entre las empresas y el Estado. Ni tampoco ninguno de esos sectores tiene la culpa de que al intendente no le envíen plata a Junín para obras públicas".

En esa línea se espera la repavimentación del segundo tramo del camino a la Laguna de Gómez, el Aeródromo, un conducto de desagües en un barrio.

"Estamos todos a la espera, que pueden ser obras desde la Provincia, pero de Nación, no hay nada para acá. Sí construyen en distritos de la zona. Ojalá se reactive el Plan Federal de construcción de viviendas y obras de infraestructura porque constituyen la fuente de trabajo para obreros y empresas, se encuentran amenazados por la falta de recursos, favoreciendo además una genuina distribución de la riqueza debido a la ocupación de mano de obra y técnicos locales, la utilización de recursos de cada lugar y la reinversión de utilidades en su lugar de radicación, con lo cual se produce un círculo virtuoso de producción y trabajo".

Comentá la nota