La bolsa porteña avanzó 0,6%. Bonos dispares

Pese a la volatilidad de Wall Street (donde el Dow Jones de Industriales cayó 0,32%) y la prudencia de los inversores en todos los mercados internacionales, el índice Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires recuperó 0,57 por ciento.
Sin embargo, el empuje local provino de unos pocos papeles y sin mucha convicción a juzgar por los modestos volúmenes de negocios, lo que no permitió asegurar el resultado de mañana, según opinaron los expertos.

Al finalizar el día de operaciones el termómetro de los papeles líderes terminó en 1.753,66 unidades y el Merval Argentina, más representativo del riesgo local, recuperó 1,02 por ciento.

Sobre 75 empresas operadas, entre locales y extranjeras, el balance estableció 31 alzas, frente a 28 bajas y otras 16 firmas sin cambios.

El mercado también mostró una leve reacción de algunos bonos de la deuda, aunque los expertos reiteraron en este caso que los montos negociados resultaron poco relevantes o "sin mucha consistencia".

En la familia de los Boden, la versión 2012 subió 0,25 por ciento y la que vence en el año 2013 quedó 1,08 arriba.

Siempre entre las emisiones más difundidas, lo mejor pasó por el Bogar 2018, con una ventaja del 2,19 por ciento.

Por su parte las acciones reunieron negocios por 34,15 millones de pesos y los Cedear's (certificados de depósito argentinos) agregaron otros 12,08 millones, mientras que en el sector de los bonos se movilizaron 327 millones de pesos.

En cuanto a las noticias corporativas, Cresud habilitó hasta el próximo martes, el período para suscribir la primera serie de obligaciones negociables por un valor nominal de hasta 50 millones de pesos.

Dos clases conforman la emisión de la firma agropecuaria que preside Eduardo Elsztain: la primera por hasta 25 millones de pesos, a nueve meses y tasa variable y la restante, a un año, tasa fija y en dólares, aunque por el equivalente a 25 millones de pesos.

Consultatio, la empresa de inversiones inmobiliaria que encabeza Eduardo Constantini, firmó un contrato para adquirir en 78 millones de dólares un terreno de 4,2 hectáreas en Key Biscayne, en los alrededores de la ciudad estadounidense de Miami.

El lote tiene 152 metros lineales sobre aguas del Atlántico y cuenta con autorización para construir un complejo residencial de 165 unidades, que hacen una superficie a comercializar de 58.000 metros cuadrados, según informó la empresa a la Bolsa porteña.

Comentá la nota