La Bolsa pide un cambio para evitar otra crisis en unos años

El informe anual apunta a la planificación descentralizada, con vistas al largo plazo / Cumplir con la ley es una de las materias pendientes de Argentina, que quedó relegada frente a sus vecinos.
Fortalecer las instituciones, mejorar el diagnóstico y planificar en forma descentralizada son los puntos fundamentales a la hora de elaborar un plan para el Bicentenario.

El armado de este plan es el eje central de la 16ª edición del Balance de la Economía Argentina, Herramientas para la elaboración de un Plan Bicentenario, que elabora el Instituto de Investigaciones Económicas (IIE) de la Bolsa de Comercio de Córdoba, que se presentó ayer en el Hotel Sheraton.

"Argentina está en un momento en el cual los tiempos se acaban, ya no puede esperar más para que todos nos reunamos para consensuar las ideas básicas para los próximos 10 ó 20 años", remarcó Raúl Hermida, en su última aparición pública como director del IIE.

El fundador del instituto, que deja luego de casi 17 años, hizo énfasis en la necesidad de pensar la Argentina en el largo plazo, "abstrayéndose de los temas coyunturales".

En este aspecto, consideró que 2010 no va a ser un año malo (el país crecería entre cuatro y cinco por ciento), pues la economía ya están mejorado, pero "subsisten los problemas de fondo". "Todos creen que más allá de 2010 o 2011, en unos años más hay grandes posibilidades de que volvamos a caer en otra crisis", advirtió.

Pese a que Argentina viene mostrando un continuo deterioro de numerosos indicadores sociales, económicos y de competitividad, Hermida se mostró optimista en que pronto se llegará a un consenso. "La gran renta de los recursos naturales ya no alcanzará para cubrir las aspiraciones mínimas de la población" y esto "llevará a tener que tomar medidas", aclaró.

En un concierto mundial donde los mercados emergentes, liderados por los Bric (Brasil, Rusia, India y China), están teniendo cada vez más un papel preponderante, "Argentina no se puede quedar atrás".

"Es importante la interacción con los vecinos, sobre todo con Brasil y el resto de los países del Cono Sur, para tratar de unir esfuerzos. Tenemos que competir con Asia, que tiene cada vez más recursos en los cuales nosotros no hemos puesto esfuerzo, como el capital e intelectual", recalcó.

A lo largo de las 16 ediciones, el informe analiza cuatro aspectos centrales: sociales, macroeconómicos, de competitividad y de gobernabilidad.

Sobre este último, recién ahora comenzaron a publicarse indicadores. El Banco Mundial que mide seis indicadores de gobernabilidad, entre ellos efectividad del Gobierno, calidad de regulación, e imperio de la ley, teniendo en cuenta la opinión de los ciudadanos sobre su país. En los dos últimos, Argentina está detrás de Chile y Uruguay y fue superado por Brasil.

Revertir esta situación fortaleciendo las instituciones es una asignatura clave en la agenda. "No es posible una economía próspera a largo plazo sin instituciones sólidas", dijo Hermida. Aquí destacó que lo que debe hacer el país es "cumplir y hacer cumplir la ley".

En este aspecto señaló que es fundamental "tener un buen diagnóstico" para lo cual recomendó crear una suerte de Indec regionales que permitan una planificación descentralizada en las distintas regiones del país, para luego coordinar un plan nacional, que no quede aquí sino que continúe en la ejecución y el control posterior.

30% de pobres hay en el país, con picos de 50% en algunas provincias. La indigencia ronda el 10% promedio y supera el 20% en algunas regiones. "Un país que produce alimentos para 300 millones de personas no puede tener estos indicadores", dijo Hermida.

¿Un plan para la biblioteca?

"Los planes estratégicos deben tener ejecución y control de la gestión. No pueden ser sólo un libro para la biblioteca", dijo Hermida. Recordó el "excelente" Plan de la Región Centro que no está implementando.

140 economistas

Trabajaron en las 16 ediciones del Balance que realizó el IIE de la Bolsa. La 2009 tiene 16 capítulos donde se analizan casos de planificación en el mundo y la marcha de la economía nacional y de la Región Centro.

Comentá la nota