Bolivia ratifica que no se retractará ante Perú

El presidente Evo Morales no se disculpará por haber dicho que en el país vecino hubo un "genocidio" de indígenas, a menos que Lima entregue a los tres ex ministros bolivianos procesados que están asilados allí.
El presidente de Bolivia, Evo Morales, no presentará ninguna disculpa formal ante Perú por haber hablado de un "genocidio" de indígenas en ese país, aseguró este domingo el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales de Bolivia, Sacha Llorenti.

Llorenti dijo sin embargo que una eventual disculpa formal de Morales se daría en caso de que Lima entregue a los tres ex ministros del ex presidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada que están procesados por genocidio, y quienes se encuentran en calidad de asilados y refugiados políticos en el Perú, reportó la agencia de noticias DPA.

El canciller peruano, José Antonio García Belaúnde, señaló que Morales ha intervenido en el problema marítimo que sostienen su país y Chile, llamó a la revolución de los indígenas y además afirmó irresponsablemente" que hubo genocidio" en el Perú.

García dijo que por esos motivos las relaciones diplomáticas entre La Paz y Lima se encuentran en evaluación, a tal punto que el embajador peruano en Bolivia, Fernando Rojas, ha sido convocado por su gobierno y se mantendrá en tal situación, en protesta por las supuestas injerencias de Morales.

El 13 de junio, Evo Morales afirmó que lo ocurrido en la región de Bagua (Perú) era un genocidio del Tratado de Libre Comercio", lo que provocó una respuesta de su homólogo peruano, Alan García, que negó tajantemente tal situación, apuntando que la muerte de 24 policías y 10 indígenas en ese lugar se debió a un enfrentamiento.

Antes de ello, el mandatario boliviano envió una carta a la IV Cumbre Continental de Indígenas que se llevó a cabo en Puno, a través de la cual convocó a los participantes a pasar de la resistencia a la rebelión y de la rebelión a la revolución". Tal afirmación y la presencia de dirigentes campesinos bolivianos en esa cita fueron considerados por el Perú como otro acto de injerencia.

El relator de la ONU para los Derechos de los Pueblos Indígenas, James Anaya, dijo el viernes que no existen" elementos para hablar de genocidio, pero sugirió que una comisión independiente investigue los hechos de Bagua.

Comentá la nota