En Bolivia hablan de un nuevo proyecto GNEA

Las conversaciones sobre otro gasoducto se llevan a cabo entre ENARSA y YPFB
Luego de un retraso en el acuerdo firmado por Bolivia y la Argentina para el proyecto del Gasoducto del Noreste Argentino, en Bolivia indicaron que se avanza en otro proyecto para otro gasoducto hacia Argentina, con capacidad para transportar los volúmenes acordados entre YPFB y ENARSA.

De acuerdo a la información proporcionada por la transportadora de hidrocarburos más importante del país, a la fecha YPFB casa matriz y ENARSA, vienen negociando una enmienda al actual contrato de comercialización entre el gobierno boliviano y argentino y que como resultado de dicha negociación definirán fecha y volúmenes que transportará dicho gasoducto.

Según al tramo inicialmente acordado, se estima que desde el lado boliviano este será de unos 20 kilómetros, desde Campo Pajoso en Tarija, hasta la frontera con Argentina. El diámetro de dicho ducto se estima que estará entre los 32 a 36 pulgadas y requerirá de un monto estimado de 34 millones de dólares. Toda esta información ha sido publicada por el portal Momarandu

Por otra parte, el tendido del ducto del otro lado de la frontera se estima en alrededor de 1.500 kilómetros de extensión con un costo de 1.500 millones de dólares.

Las gestiones que viene realizando YPFB casa Matriz, responden a una estrategia de desarrollo del sector petrolero en consideración a la producción potencial y a la demanda estimada tanto para el mercado interno como para el de exportación, señala YPFB Transporte.

Por su parte, la estatal petrolera de Argentina, ENARSA, también viene actualizando el alcance que tendrá dicho proyecto en el lado argentino, donde indican que ya iniciaron los procesos propios para su licitación y construcción, en medio de insistentes demandas para su efectivización.

La Cámara Boliviana de Hidrocarburos (CBH), recuerda que el proyecto del Gasoducto del Noroeste Argentino, que interconecta la frontera de Bolivia con Buenos Aires establecido en un contrato de 2006, es una parte del proyecto de exportación de gas boliviano a Argentina por un volumen máximo de 27.7 MMmc/d.

Sin embargo, "por diversas razones el mismo no ha sido implementado, y su retraso también demora el proceso de inversiones en Bolivia para incrementar la cantidad de gas necesario para abastecer ese mercado, ya que la capacidad de transporte hacia a Argentina actualmente está limitada a un máximo de 8 MMmc/d", registra.

La CBH también considera que una alternativa al GNEA sería la expansión del TGN (Transportadora de Gas del Norte argentino, sistema de transporte ya existente), que posibilitaría en poco tiempo y con una inversión menor (por parte de Argentina), la exportación de más gas boliviano, al menos en una primera etapa para ir ascendiendo de manera paulatina.

Para ello, se necesita generar una serie de garantías para el fiel cumplimiento de pagos por la venta del gas boliviano así como garantías de suministro del gas que debe ser comercializado a un precio justo. Si todos esos elementos se dan, se puede avanzar rápidamente en un esquema que haga realidad el proyecto de exportación. Antecedentes del proyecto Dentro el Convenio Marco de Venta de Gas Natural y la Realización de Proyectos de Integración Energética, suscrito entre la República de Bolivia y la República Argentina, en fecha 29 de junio de 2006, se estableció, de acuerdo a la Estrategia Boliviana de Hidrocarburos, las bases para los proyectos GNEA y planta de extracción de licuables y se ha firmado el Contrato de Compra Venta de Gas Natural entre ENARSA y YPFB (2007 - 2026). En fecha 10 de Agosto de 2007, se ha suscrito un nuevo Acuerdo Bilateral que no sólo abarca lo estipulado en el Convenio Marco de Venta de Gas Natural y la Realización de Proyectos de Integración, de fecha 29 de junio, sino también emprendimientos conjuntos que permitan asegurar la suficiente oferta de gas, que contemplen inversiones en exploración, explotación, como también en transporte e industrialización del mismo.

Comentá la nota