Bolivia: expropian tierras de un grupo opositor

La debilitada oposición boliviana salió ayer a criticar con dureza la decisión del gobierno de Evo Morales de profundizar la reforma agraria en el país.
Esta vez le tocó al grupo Monasterios, dueño de la cadena de televisión opositora Unitel, uno de los canales más hostiles a la administración de Evo Morales: casi 3.000 hectáreas fueron revertidas al Estado por no cumplir la función económica-social establecida en la ley y la Constitución.

Así lo dictaminó una resolución del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA).

Hace pocos días, el gobierno boliviano ocupó 12.500 hectáreas de otra familia emblemática de Santa Cruz: los Marinkovic, conocidos por contar entre sus filas a Branko, acusado por el gobierno de participar del "golpe cívico-prefectural" de 2008 y de haber traído a Bolivia a mercenarios de la guerra de los Balcanes para armar milicias separatistas.

Las últimas tierras expropiadas están a nombre de Monasterios Nieme, heredero del ex parlamentario Oswaldo Monasterio Añez, con quien conforma el grupo propietario del Banco Ganadero, inversionista en ganadería, soja e hidrocarburos, y dueño de la red de televisión.

En la nueva Constitución se establece un límite máximo de 5.000 hectáreas pero mediante un acuerdo con la oposición se determinó que la medida no sería retroactiva. Por eso, el gobierno se concentra ahora en verificar si la tierra cumple con los mínimos de producción establecidos en la "Ley de reconducción comunitaria de la Reforma Agraria (de 1953)".

Bajo esta norma, unos 15.000.000 de hectáreas fueron tituladas a favor de pequeños campesinos pobres y comunidades indígenas en la gestión de Morales, pero en su mayor parte se trató de tierras fiscales.

"En este caso, la ficha catastral no registra ni cultivos ni cabezas de ganado, ni nada, aparece como baldía o sin uso", dijo el titular del INRA Juan Carlos Rojas. Y denunció que en 1999 esa propiedad fue legalizada con fotografías tomadas de otro predio.

No obstante, el líder del Comité Cívico pro Santa Cruz -sin la fuerza de hace un año- acusó al gobierno de montar una venganza contra los autonomistas, después del aplastante triunfo electoral de Evo Morales con el 64% de los votos y la obtención de más del 40% en ese bastión opositor.

Entre los propietarios cruceños piden que se acaben "los abusos del guerrillero Almaraz (por el ministro de Tierras)".

Y convocaron a una reunión para el próximo 22 para "tratar los abusos". Pero más cauto, Mauricio Roca, presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente dijo que recabaría información antes de opinar.

"De una manera malintencionada se ha estado hablando de motivaciones políticas del Gobierno", dijo el ministro Alejandro Almaraz

El ministro es un activo militante de la reforma agraria y sostuvo que la familia Monasterios recibió más 40.000 hectáreas gratis durante los últimos gobiernos y que ya no se tolerarán "más fraudes".

El parlamentario oficialista Gustavo Torrico fue más gráfico: "Un nuevo país está naciendo y hay que ajustar cuentas con las viejas oligarquías" aseveró.

Comentá la nota