Bolivia cambia ministro en sólo cinco días

Evo Morales se vio forzado el jueves a cambiar al ministro de Minería que había designado hacía sólo cinco días, por un caso de presunta corrupción que afecta al funcionario saliente, pero conservó la composición "multiclasista" de su gabinete
El ex líder sindical nacional Milton Gómez, quién renunció en la tarde del jueves para enfrentar "desde el llano" varios procesos judiciales, fue reemplazado en el ministerio de Minería por otro sindicalista minero, José Pimentel, ex diputado del gobernante Movimiento al Socialismo.

Gómez, ex secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana, asumió el cargo el sábado pasado como parte del gabinete con el que Morales inició su segundo Gobierno, pero tras su designación fue notificado formalmente de que debía someterse a juicios por presuntos daños económicos al Estado.

"Lamentamos este cambio tan rápido de un ministro (...) pero expreso mi respeto, mi admiración al compañero Milton Gómez, quien tarde o temprano demostrará que es inocente", dijo el mandatario en el acto nocturno de juramento del nuevo funcionario.

El ahora ex ministro, quien alega inocencia, está acusado de incumplimiento de deberes cuando se desempeñó previamente como presidente de la estatal Caja Nacional de Salud.

Morales dijo que el nuevo ministro, quien presidió hasta diciembre la comisión de política económica de la Cámara de Diputados, deberá impulsar las inversiones para la explotación e industrialización de los recursos mineros, la segunda fuente más grande de divisas del país después del gas natural.

El gobernante dijo que a Bolivia le interesa especialmente industrializar la reserva de litio del salar de Uyuni, el mayor depósito mundial de ese mineral utilizado en la creciente industria de baterías para automóviles eléctricos.

En el gabinete de 20 miembros de Morales hay paridad de hombres y mujeres, así como representación de sindicatos, movimientos sociales y profesionales.

Comentá la nota