Los boliches tendrán que colocar cámaras y detectores de metales

Los boliches tendrán que colocar cámaras y detectores de metales
La ordenanza incluye que los dueños de los locales instruyan sobre el daño que genera la mezcla de energizantes y alcohol.

Pasaron varios meses hasta que los concejales salteños decidieron finalmente comenzar a regular - con nuevos mecanismos- la noche en la capital. Desde ayer, los propietarios de los locales nocturnos estarán obligados a colocar cámaras de seguridad externas para evitar incidentes en los ingresos. De ese modo, todo el perímetro externo de cada local estará supervisado por las cámaras que responderán a un centro de monitoreo que estará a cargo de la Subsecretaría de Control Comercial cuyo titular es Marcelo Scarponetti.

Ajustarse a estas nuevas normativas, que hasta hace pocos meses les eran ajenas, los dueños de los locales nocturnos tendrán que realizar fuertes inversiones. El objetivo es primordial: garantizar la seguridad de los clientes.

La medida, aprobada tras una larga discusión, contempla además la colocación de detectores de metales en las puertas de los boliches, provisión gratuita de agua potable y contadores electrónicos de personas. También se obligará a los boliches a realizar campañas en contra de la mezcla de bebidas alcohólicas con energizantes, dado los efectos nocivos que producen. Las medidas podrían haber sido más fuertes en caso de que se aprobara el dictamen que proponía la concejal Angela Di Bez, ya que solicitaba la colocación de cámaras de seguridad interna y la prohibición de la venta de energizantes en los boliches.

Lo cierto es que el dictamen que se aprobó correspondía a la concejal Frida Fonseca. La edil, sostuvo durante la discusión de la iniciativa que “no todo pasa por la regulación a los boliches. Es importante el trabajo de los padres con sus hijos. Eso puede contribuir a cambiar mucho las cosas”. Quien criticó la iniciativa fue la concejal Socorro Villamayor ya que consideró que las soluciones propuestas reflejan las falencias del municipio en materia de control.Villamayor apuntó que “es sanar una herida con una curita. Aunque reconozco que es mejor que nada”.

Fraude en un loteo

Durante la sesión de la tarde estuvieron también presentes un grupo de familias que fueron estafadas al comprar tierras en el loteo Santa Mónica.

Los vecinos reclamaron que aún no cuentan con la titularidad de las parcelas las cuales fueron entregadas sin servicios, condición que violaba la operación de compraventa.

Las familias afectadas son 220 y denuncian que fueron estafadas cuando compraron los terrenos. Las tierras no estaban registradas con el nombre de quien les dijo ser el dueño, sino de Salco S.A, una sociedad disuelta en 1978.

Los ediles se comprometieron a participar en la resolución del problema de estos vecinos y varios solicitaron mayor control en los proyectos de loteo en la Ciudad.

Villamayor denunció amenazas

La edil Socorro Villamayor denunció que en la sesión de ayer, el Subsecretario de Control Municipal, Marcelo Scarponetti, la amenazó durante un cuarto intermedio. Villamayor, afirmó que apoyaría la iniciativa del oficialismo tendiente a colocar cámaras de seguridad fuera de los boliches, pese a creer que no solucionará la inseguridad. Según la edil, Scarponetti le habría dicho en un cuarto intermedio: “usted está muy dura ya habrá revancha”.

Comentá la nota