Boliches: eliminarán tope para ingresar y cerrarían a las 6:30

El oficialismo en Diputados, reformuló hasta la médula el proyecto de Ley enviado por el Ejecutivo para el control de la nocturnidad -por estas horas lo consensúa con la oposición para sancionarlo- ya que si bien no introdujo muchas modificaciones, eliminó las más emblemáticas de la formula sciolista para contener la violencia en la noche: borra el "tope" para ingresar a los boliches bailables, y extiende el horario "máximo" par el cierre de las actividades una hora más que el previsto en el proyecto original.
Esas, junto a la reformulación de aquellos cambios que había introducido el Senado como la prohibición para vender energizantes y la instalación de cámaras de Seguridad en los accesos de los boliches bailables, le dan forma al proyecto que el oficialismo en Diputados bajará al recinto para su aprobación, luego de lo cuál debería volver al Senado para refrendar los cambios.

El cambio substancial que impulsaron los diputados del oficialismo para reunir las voluntades necesarias que le permitan sancionar la norma que reclama el Ejecutivo, involucra al artículo 3 del proyecto original, que fijaba "la una (1)" como el horario máximo para el ingreso a los boliches bailables, y el de las 5:30 como "límite máximo" para el cierre de las actividades.

Necesitados de aliados para la aprobación de los proyectos para garantizar el tratamiento y, luego, la aprobación de la norma, el borrador elaborado por el oficialismo en Diputados elimina el "tope" para el ingreso a los boliches, y estipula que los mismos "podrán abrir sus puertas para la admisión desde las 21:30, y finalizarán sus actividades como horario límite máximo a las 6:30 horas, sin excepción". Así redactado el artículo 3 de la Ley, las discos y cualquier otro tipo de locales bailables habrán ganado dos de sus principales batallas: eliminar el tope en el horario de ingreso, y extender una hora más la ‘permanencia’ de los concurrentes a los mismos.

La iniciativa que los diputados del oficialismo tratarán de sancionar en ese cuerpo, mantiene, no obstante, una limitación que el Ejecutivo consideraba clave: la orden de "cerrar" la canilla para el expendio de bebidas alcohólicas, a las 4:30 de la mañana.

Pero modifica otro de los artículos de la iniciativa oficial, particularmente en relación a la concurrencia y permanencia dentro de los boliches bailables de los menores de edad. El proyecto del Ejecutivo, prohibía en el artículo 9 de la norma, "la concurrencia en los locales e instalaciones enunciadas en el artículo 1 (boliches, discos, etc.) de niños de 14 a 17 años de edad, en forma simultánea con mayores de 18 años de edad"!

La norma que vería la luz en Diputados, reformula ese artículo eliminando también la "superposición" de menores y mayores dentro de un mismo boliche: "Se admitirá al concurrencia en los locales e instalaciones bailables de menores de 14 años a 17 años con mayores de 18 años de edad", asegura el mismo artículo. Aclara, no obstante, que no podrán convivir cuando haya expendio de bebidas alcohólicas.

Los ‘cambios’ a las modificaciones que introdujo el Senado

El oficialismo de la Cámara baja reformuló también los cambios que sus pares del Senado introdujeron al proyecto original, particularmente en relación a la prohibición del expendio de bebidas energizantes, y la instalación de Cámaras en los accesos a los locales.

En el primer caso, mantiene la "regulación" para la venta de energizantes, y aunque no los "prohíbe", establece que sólo podrán comercializarse aquellos "que se adecuen" a las normas o hayan sido autorizados por ANMAT, y que en ningún caso sean vendidos en envases "que no superen los trescientos cincuenta mililitros".

Finalmente, impone una serie de "condiciones" para la instalación de las cámaras de Seguridad en las zonas adyacentes a los boliches bailables, entre las que se mencionan:

- Se instalarán tantas cámaras como sean necesarias para cubrir todo el perímetro exterior del local, sin que queden "zonas ciegas"

- Deberán colocarse carteles bien visibles y legibles que adviertan al público la existencia de cámaras

- Las imágenes y sonidos serán absolutamente confidenciales, y sólo serán revisables mediante trámite judicial

- Si la grabación captara hechos que pudieran ser constitutivos de ilícitos penales, se dará intervención a los magistrados competentes

- Las grabaciones deberán ser destruidas en un plazo que la autoridad de aplicación considere

Comentá la nota