Por qué los boliches abren y los chicos no vuelven a las aulas

El ministro de Gobierno, Emilio Fernández, defendió la decisión del Comité de Seguimiento de la Gripe A de no reiniciar las clases en los diferentes niveles educativos de la provincia y permitir el funcionamiento de los boliches, casinos y espectáculos públicos.
"El comité ha decidido suspender por una semana más el dictado de clases. Con relación al desarrollo de las actividades nocturnas son dos cosas distintas", dijo Fernández. El ministro sostuvo que la suspensión de las clases y de las actividades nocturnas en forma conjunta hace tres semanas atrás se concretó con la finalidad de evitar contagios masivos y de que la población de la provincia tome conciencia de las medidas que deben adoptarse para prevenir la enfermedad. "Una vez que se cumplió el tiempo de concientización de la campaña de prevención a través de los medios de comunicación y se concretó un análisis de la evaluación de la enfermedad, se decidió levantar las restricciones para las actividades nocturnas" explicó el ministro. Fernández precisó que las actividades de los locales bailables y de los casinos están consideradas actividades privadas optativas. Además, destacó que después de la campaña realizada en los últimos días entendemos que quien asiste en las condiciones actuales lo hace bajo un nivel de responsabilidad personal y en el caso de los chicos la decisión recae sobre sus padres. "Mientras que en las actividades educativas, ya sean de gestión pública o privada son obligatorias. En este sentido, tiene la responsabilidad el Estado Provincial de impedir que se pueda generar una cadena de contagios de la enfermedad", manifestó Fernández, quien, asimismo, señaló que la epidemia está bastante estable según las últimas informaciones evaluadas por el Ministerio de Salud.

El funcionario provincial dijo que hay que entender que el Estado obliga a los alumnos a ir a la escuela cuando se inicia el ciclo escolar. En cambio, el ingreso a los boliches y a los casinos son optativos, va la personas que así lo desea.

La norma legal

El decreto provincial que establece la Emergencia Sanitaria en la provincia tiene vigencia hasta el último día de diciembre de 2009. Por tal motivo, el Estado tiene la facultad de suspender actividades con el objetivo de prevenir el contagio de la enfermedad en cualquier momento. Además, si las condiciones sanitarias lo indican se pueden tomar las medidas ya realizadas en los últimas semanas, como por ejemplo la suspensión de actividades. También, la Emergencia Sanitaria sirve para agilizar procedimientos administrativos para la compra de insumos, medicamentos o contratar recursos humanos si la realidad lo requiere.

Comentá la nota