Bolicheros se sienten discriminados

Liliana Sanna, propietaria de un boliche bailable, asegura que las medidas de seguridad por la gripa A no son equitativas en cuanto al cierre de locales.
La propietaria de un boliche bailable de nuestra ciudad dice sentirse "discriminada" por las medidas adoptadas por la municipalidad en cuanto al cierre de los locales para evitar la propagación del virus de la influenza A. "La medida no es para todos, solamente es para los bolicheros, de ahí todos los otros rubros siguen abiertos", dijo Liliana Sanna en diálogo con EL DIARIO DE CATAMARCA, y agregó que "siempre nos pareció una medida discriminatoria, porque solo a nosotros nos obligan a cerrar las puertas. Nosotros estamos de acuerdo en hacer el esfuerzo para combatir esta pandemia, pero siempre y cuando lo hagamos todos. No puede ser que cerremos los boliches y dejemos abierto el casino, el cine, los bares, los pubs, y esto sin contar las fiestas clandestinas que se hacen, las cuáles, según la municipalidad, son imposibles de controlar".

Sanna manifestó también sentirse perjudicada, ya que el boliche bailable es su única fuente de ingresos. "Yo soy una trabajadora como todos y vivo de mi negocio, no se imagina el perjuicio económico que esto me causa, y para peor nadie se hace cargo de nosotros. Yo tengo hijos, tengo una familia que mantener, y, más aún, hay familias que dependen de nosotros (los bolicheros). Hay mucha gente que trabaja con nosotros y ellos también se perjudican".

Consultada sobre los pasos a seguir, Liliana Sanna dijo que en las próximas horas se les informará si la medida continúa o finaliza, "pero nosotros ya no podemos seguir así, en mi caso personal, yo voy a tener que abrir mi local, sea cual fuere la disposición".

Comentá la nota