Boletos más caros: opiniones divididas en PJ y rechazo de los usuarios

La Comisión de Transporte del Concejo Deliberante acordó finalmente ayer, durante su reunión ordinaria, elaborar la ordenanza que autoriza el aumento del boleto del transporte público, que pasará a costar $1,30 el único y $0,60 el escolar.
Sin embargo, fue complicado llegar a esa decisión, dado que miembros del mismo bloque oficialista no estaban de acuerdo en autorizar la suba, teniendo en cuenta que el gobernador Gildo Insfrán había pedido mantener todo tipo de precios cuando anunció las mejoras salariales para los agentes estatales.

Ayer, el ambiente no era el mejor en la sala de sesiones del Concejo y, consultado al respecto, el presidente de la comisión, Víctor Colusso, admitió que "es difícil para nosotros, como políticos y como concejales, dar un aumento en el boleto".

Agregó que la empresa viene reclamando hace meses un incremento, pero hasta ahora era el municipio el que lo venía absorbiendo. "Ahora las condiciones económicas no son las mismas de meses atrás", agregó, por lo que "el aumento debía darse antes".

Dijo que esto es necesario porque la Municipalidad debe afrontar a partir de ahora el aumento salarial para los empleados, que demandará unos 700 mil pesos extra mensuales.

La novedad en los haberes, dijo, "complica mucho" a las finanzas comunales si se mantiene el subsidio que actualmente se aporta a Ciudad de Formosa, de 350 mil pesos por mes. "Tenemos que seguir manteniendo todo; el intendente ya se comprometió al aumento salarial y debemos buscar que el servicio de transporte sea sustentable", señaló.

La Mañana consultó a Colusso respecto del servicio, señalando que ya no existe el trasbordo, servicio que permitía ahorrar en boletos a los usuarios, y que esto no fue reconocido oficialmente.

También el hecho de que en la mayoría de los móviles se corta el boleto con el viejo sistema, que muy pocas unidades tienen las boleteras y que no se puede seguir por la web a los únicos dos colectivos que cuentan con GPS desde la presentación del sistema. La frecuencia es otro de los factores negativos que señalaron los usuarios en una consulta reciente.

"El trasbordo es un compromiso que teníamos entre la empresa y la Municipalidad, y cuando termine la instalación de las nuevas máquinas expendedoras esto se va a solucionar, porque vamos a tener bien controlado el trasbordo y lo vamos a poder realizar", dijo.

Agregó que el problema de las frecuencias se da sólo en determinados horarios y que se va a subsanar con la llegada de 20 colectivos nuevos "en los próximos días".

Con la posibilidad latente que se apruebe el proyecto de aumentar el precio del boleto de colectivo a $1,30 y $0,60 para estudiantes, la preocupación de la gente no tardó en hacerse notar.

"La Mañana" recorrió las paradas y habló con los usuarios, que no se mostraron muy conformes con la noticia. En la mayoría de los casos, aseguraron que de aprobarse el proyecto, la economía familiar sufriría un fuerte impacto.

Gabriel, de 18 años, aseguró que no le parece bien este posible aumento, ya que el servicio no cumple con sus funciones. Señaló que el problema más grave del transporte sería la frecuencia con la cual circulan los coches, y que, de aprobarse un aumento, sólo se justificaría si este problema se soluciona.

Para Marta, el precio del boleto sugerido por el municipio, es "una exageración. Porque hace años que utilizo el colectivo y uno a veces espera horas a que llegue". En su familia, como en tantas otras, ella es el único miembro que trabaja. Viaja hasta cuatro veces por día, incluidos los días sábados. Si el aumento se aprueba, Marta pagaría hasta $114,40 sólo en transporte.

En general, entre los entrevistados la mayor preocupación es que el precio del boleto no se ve reflejado en el servicio que se presta. La mayoría hizo hincapié en el problema de las demoras de los coches y las largas esperas.

Otro de los consultados, Juan, dijo que siendo jubilado este aumento impactaría sobremanera en la economía hogareña. Aseguró que no sabe "en qué estarían pensando los responsables del Concejo Deliberante para aumentar el boleto de esa manera" y que la medida afectaría negativamente en la población.

"Cuando aumentan los sueldos es seguro que pasan estas cosas: aumentos en el colectivo y en alimentos", afirmó Hilda, una docente. En su familia todos viajan. Ella lo hace cuatro veces por día y sus tres hijos entre dos y cuatro, dependiendo las jornadas escolares y deportivas en contra turno. Agregó además que "no es considerable el aumento de los salarios y prácticamente no vemos nuestro sueldo".

De aprobarse este proyecto presentado por el Departamento Ejecutivo Municipal, una familia tipo con dos miembros que trabajan y dos chicos que van al colegio, pagaría por mes y sólo en transporte público unos $276,80 frente a los $225,60 que se paga en la actualidad. A esto hay que sumarle alimentos, servicios, vestimenta y medicamentos.

Comentá la nota