Boleto de colectivos: el viernes llegarían 150 mil monedas de 10 centavos

La nación enviaría el dinero para solucionar la escasez que perjudica a los usuarios que pagan $2, en vez de $1,80, que cuesta el viaje. Los empresarios comenzaron a gestionar con comerciantes su inserción en el mercado.
Después de casi 15 días que comenzara a regir el aumento de boleto del servicio público de transporte, que ahora cuesta $1,80, los usuarios continúan abonando en muchos casos $2, dada la «escasez» de monedas de 10 centavos. La Comisión Mixta de Transporte trabaja en sesión permanente para implementar algún mecanismo que resuelva el problema. Ayer anunciaron que el fin de semana llegarían una primera partida de monedas para ser insertada en el mercado.

La secretaria de Gobierno Municipal Irene Dumrauf comentó que como resultado de varias negociaciones y trámites realizados, tanto por funcionarios de la municipalidad, como por empresarios, el viernes o sábado próximo llegaría $15 mil en monedas de 10 centavos, que sería $150 mil. Explicó que es una primera partida de los $300 mil que se solicitaron. Señaló que si el total no llega en tiempo y forma, se implementará el sistema de venta de boletos anticipados.

En este sentido comentó que los empresarios se encuentra realizando sus propios trámites para que la partida llegue, ya que la implementación del nuevo sistema implicaría un costo de $30 mil para las empresas y una pérdida de $5 mil. Para ponerlo en funcionamiento debería mandar a imprimir una suerte de vale que una vez en el coche, será canjeado por el boleto verdadero. Los montos y lugares de expendio están siendo analizados, ya que aún no es seguro que se ponga en práctica. Además la funcionaria municipal comentó que uno de los miedos con la metodología propuesta por ella, es la falsificación del instrumento que será vendido con anterioridad.

beneficio del usuario

Desde el Foro de Usuarios, su titular Omar Machado rechazó las declaraciones del titular de la Cámara Empresarial del Transporte, Gustavo Larrea, quien aseguró que la falta de monedas «es un invento de los medios, ya que no reciben denuncias», y aseguró que existe un malestar generalizado de los usuarios por esta situación.

«Lo que no entiendo es para qué hacen las leyes y normas, si no van a cumplirlas», se preguntó Machado, recordando que en la Ordenanza Nº 5191, que permitió elevar el precio a $1,80, establece que las empresas deben otorgar un contra boleto, de no tener el sencillo, lo que no se aplica en la práctica.

Machado explicó que la solución estructural y definitiva es la implementación de las máquinas expendedoras de boletos, según lo establece la Ordenanza Nº 90 89, que aprobó el llamado a licitación para el servicio, a partir del primero de abril de este año, lo que a seis meses todavía no se efectuó. A la hora de preguntar por qué no se cumplimenta con este paso, el defensor de los usuarios explicó que «los empresarios no quieren deschabar sus verdaderos números, ya que en las máquinas queda registrado la cantidad de pasajeros que transportan, mientras que ahora ellos sólo denuncian el número de boletos vendidos a través de una declaración jurada, entonces si un coche tuvo 800 pasajeros, ellos dicen que sólo fueron 600», explicó. «De esta forma pueden seguir recibiendo los subsidios y por otro lado decir que no les alcanza y pedir aumento de boleto, como así también evitarse una serie de impuestos».

En este sentido, Machado coincidió con las denuncias de connivencia entre la UTA y los empresarios, que realizan los choferes del gremio UCRA.

Paquete de boletos

como alternativa

El titular del Foro de Usuarios, Omar Machado, señaló que las alternativas para solucionar este conficto serían la venta de paquetes de boletos o la adquisición de monedas. Además señaló que mientras que el paquete de boletos puede ser una ventaja para el usuario habitual del transporte, que realiza cuatro viajes al día en colectivo, puede no serla para el pasajero ocasional, o el que no lo utilice con tanta frecuencia. «Si vos tenés que comprar un paquete de 10 boletos, la empresa ya está trabajando con dinero por anticipado, y puede que el usuario no use la totalidad de los mismos», detalló.

Así también indicó que comprar monedas tampoco solucionaría el problema, ya que «después del cuarto o quinto viaje dirán otra vez que no tienen más monedas». Esto se relaciona a la denuncia que realizan los usuarios de que los colectiveros esconden las monedas para quedarse con la diferencia.

Comentá la nota