El boletín K, un termómetro para medir la interna del poder.

Sale en la revista de un grupo liderado por Rudy Ulloa; Ocaña, Parrilli y Cobos, en rojo.
Al cumplirse un año del gobierno de Cristina Kirchner, un tribunal examinador de la "pinguinera" elaboró el "Boletín K" de calificaciones. Será publicado en la Revista Ka, que edita a todo color un sector del kirchnerismo a ultranza. Los resultados tienen sorpresas, como el aplazo sin miramientos al secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli (un "4 menos"), y alguna obviedad, como el "uno" que sacó Julio Cobos y el "10" que le tocó a la Presidenta.

Unos 460 ministros, funcionarios, gobernadores, intendentes, legisladores y dirigentes del kirchnerismo votaron, según los autores.

Pero la prueba final pasó por las manos de la Presidenta y del propio jefe político del PJ y del Gobierno: Néstor Kirchner. El matrimonio puso sus propias calificaciones en Olivos y en El Calafate, donde examinaron los borradores.

En el impreso final -se conocerá la semana próxima- figura una calificación numérica y una flecha al lado de la foto de cada ministro. Puede estar hacia arriba (en "ascenso"), hacia abajo ("descenso") o hacia el costado derecho ("estable"). Se promociona con 4.

Pero Parrilli tiene un "4 menos": flecha hacia abajo. "Está aplazado", dicen los editores de la Revista Ka.

El mejor ministro fue el de Planificación, Julio De Vido, que obtuvo un "9 más". Y las peores Graciela Ocaña, de Salud, con un "5 estable" y Nilda Garré, de Defensa, con un "5 más". El anhelado "10" estaba reservado sólo para la Presidenta de la Nación. Ni Kirchner llegó al "diez". Obtuvo, dicen, un meritorio "9,50".

Según pudo saber LA NACION, el boletín de calificaciones K, entretenimiento veraniego pero no inocente, quedó a cargo del editor de la Revista Ka, el dirigente porteño Damián Barijhoff, mano derecha de Rudy Ulloa Igor.

Ulloa Igor es por bendición de Kirchner un magnate de los medios de prensa en Santa Cruz, luego de años de haber sido secretario privado, chofer y cadete del ex presidente.

El entorno "gurka" de Kirchner, como le dicen algunos ministros, rescató a Sergio Massa con un "8 estable", y lo puso a la misma altura que a la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner.

Es una señal interna inesperada: Massa quedó por encima de un ministro tan mimado por Kirchner como es Florencio Randazzo, de Interior. Entre ambos, abundan los recelos. También quedaron correctamente posicionados Carlos Tomada, de Trabajo, con un "7 más", y el canciller Jorge Taiana, con un "7 estable".

No la sacaron barata los ministros Carlos Fernández (Economía), Juan Carlos Tedesco (Educación) y Lino Barañao (Ciencia y Técnica). Todos obtuvieron un pobre "6 estable". En Compromiso K, la agrupación de Ulloa y Barijhoff, lo atribuyen a "una gestión gris y sin brillo".

Apenas por encima de éstos estuvo Aníbal Fernández, de Justicia y Seguridad, que arañó un "6 más".

La recién llegada Débora Giorgi, de Producción, obtuvo un inescrutable signo de interrogación, con flechita para arriba. "Está siendo examinada", dijo un kirchnerista puro.

Si se toman todas las calificaciones, el promedio del "aula" kirchnerista es de 6,53. Sin contar a Kirchner -no es funcionario-, el promedio del Gobierno, según funcionarios K, es apenas de un 6,33 puntos. Si se toman estas notas, habrá que esperar recambios en algunas carteras.

La Revista Ka consideró a De Vido como "el ministro del Año". Toda una bendición del ex presidente.

La "línea dura" de Kirchner saldrá a promocionar la edición en toda la costa atlántica, desde San Clemente hasta Monte Hermoso, con aviones, camionetas y "carpas K" que distribuirán gratis las revistas en las playas.

9,50

Néstor Kirchner

* El ex presidente, pese a no integrar el Gobierno, fue calificado con apenas 0.5 puntos menos que su esposa.

5

Graciela Ocaña

* La ministra de Salud, que se animó a criticar la construcción política del kirchnerismo, aprueba con dificultad.

4

Oscar Parrilli

* El secretario general de la Presidencia quedó cerca de reprobar. Los "pingüinos" no lo quieren.

6

Aníbal Fernández

* No despierta amores entre los kirchneristas puros, pero se mantiene "estable" en la consideración.

Comentá la nota