Las boletas comienzan a inundar las oficinas de la Justicia Electoral Nacional

Sólo los votos testigo, que deben ser presentados hasta las 13, totalizarán 86.000 unidades. La semana que viene, las fuerzas políticas deben entregar los fajos con 50 boletas por urna, es decir, 2,1 millones de papeletas
Las oficinas de la Justicia Electoral Nacional (JEN) van llenándose de boletas. Hasta las 13 de hoy, las 14 fuerzas que competirán el 28 deben presentar los fajos con los dos votos testigos para cada una de las 3.070 mesas que se dispondrán en la provincia. Son 6.140 papeletas por cada agrupación, y 85.960 sumando todas.

El objetivo es que cada autoridad de mesa tenga dos boletas oficializadas por las autoridades que controlan los comicios (serán resguardadas en un sobre especial), con las cuales comparar las papeletas colocadas en las urnas y poder detectar la presencia de impresos falsos o adulterados, los que son nulos.

Más de dos millones

La cifra es sensiblemente menor que la que deberán remitir en una semana, cuando venza el plazo para entregar los fajos de 50 boletas por cada mesa que se colocarán en los bolsones electorales. La obligación de cada partido o frente es disponer de 153.500 papeletas para afectarlas a este fin. Acumuladas todas, serán 2.149.000 votos los que pasarán por la JEN.

La existencia de estos votos tiende a garantizar que no haya faltantes de boletas en los cuartos oscuros. El control principal pasa por los fiscales (de mesa o general) de cada expresión política, quienes deben concurrir con sus propias papeletas para reposición en caso de que se agoten las dispuestas al abrir la elección. Pero también existe la responsabilidad del presidente de mesa de controlar que siempre haya posibilidad de sufragar por cualquier candidato, para lo cual administrará los fajos distribuidos con la documentación oficial. Sin embargo, en caso de que un partido o una alianza no haya aportado esa cantidad de votos, la mesa electoral se debe abrir igual a las 8.

La ausencia de boletas fue la queja más recurrente de los electores en los comicios de 2007, principalmente en el conurbano bonaerense. También se registraron muchos reclamos en distintos barrios de la capital tucumana, y hay una especial atención de las autoridades electorales para que la situación no se repita.

Armado de los bolsones

Los 64 empleados de la JEN?están abocados al armado del bolsón que se enviará a cada mesa, donde estará incluso la urna desarmada. La idea es que estén terminados el 17, para que el 18 sean entregados al Correo Argentino, responsable del despliegue y repliegue de las urnas.

El depósito estará en el subsuelo de los tribunales federales, Las Piedras y Congreso, desde donde saldrán los móviles oficiales el mismo 28 (un día antes para las escuelas de alta montaña), con custodia militar.

Comentá la nota