Las boletas del agua llegan con aumento antes de lo anunciado

Cuando el Gobierno informó la suba del 36,5%, dijo que entraría a regir desde octubre. Pero en realidad se factura desde agosto.
De la confusión al fastidio. Así pueden describirse las primeras reacciones de los usuarios de Obras Sanitarias Mendoza (OSM) que ya empezaron a recibir las facturas correspondientes al quinto bimestre del servicio domiciliario de agua y cloacas.

Es que si bien los mendocinos ya estábamos enterados, desde el mes pasado, de que las próximas boletas llegarían con un ajuste promedio del 36,5% en las tarifas, la mayoría esperaba que, como lo había anunciado el Ejecutivo a principios de agosto, empezara a regir desde octubre.

Cabe recordar que el lunes 3 de agosto, el secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán, había formalizado un doble anuncio: la intervención estatal a OSM y al mismo tiempo la "auto-concesión" de un incremento tarifario, que hasta ese momento negociaba con Saur International, hasta allí concesionario y operador del servicio.

Pero Cazabán, acompañado por el ministro de Infraestructura, Vivienda y Transporte, Francisco Pérez, se encargó de subrayar que el alza se aplicaría "a partir de octubre". Aunque unas semanas después se publicó el decreto respectivo en el Boletín Oficial, los usuarios, a través de los medios, asumieron que así iba a ser y lo preveían en su presupuesto mensual pero a pagar en noviembre, al término del próximo bimestre.

De ahí que para algunos representó una desagradable sorpresa recibir las facturas de consumo con importes un 30% más elevados, como mínimo, con la confirmación de entrada en vigencia desde el 1 de agosto, tres días antes de que el Ejecutivo lo oficializara.

Gustavo vive con su esposa y dos hijos en el distrito Las Cañas, de Guaymallén y cuenta que antes del 28 de setiembre tendrá que pagar $ 72,56, $ 18 más que el bimestre anterior. Es que en su boleta figura el concepto: "incluye aumento de tarifa desde el 1/8/09", equivale a 58 días computados (ver facsímil).

Por eso, Gustavo se acordaba, no de buena manera, de los familiares directos de los funcionarios. "No es lo mismo que corra desde el mes que viene, con lo que habría tenido que pagar el aumento a fines de noviembre, que ahora. Es un engaño", bramó.

Para lo que consume con el pequeño Jerónimo (3) y su mujer en su vivienda de Godoy Cruz, a Juan Carlos le significa bastante más: de los $ 54 que acostumbraba ya sabe que el desembolso obligado en adelante será de $ 81,18. Más resignado, reflexionaba: "Mañana la cancelo, pero es casi idéntico a lo que me viene de teléfono y luz".

Desde Obras Sanitarias, en tanto, confirmaron los plazos de vigencia y señalaron, a su vez, que la emisión de las "nuevas" facturas, terminará por completarse por etapas, sí, a fines de octubre.

Comentá la nota