Bolatti: "Doy gracias a Dios por ser parte de este equipo".

Bolatti: "Doy gracias a Dios por ser parte de este equipo".
Llegó al club casi por casualidad y tiene el mejor promedio Clarín del torneo. Está a préstamo hasta junio.
Mario Bolatti jugó su primer partido en Huracán en el inicio de febrero, ante San Martín de Tucumán, en el Ducó. Su transfer llegó apenas media hora antes de que Angel Cappa diera a conocer la formación. Tenía apenas 37 partidos en la máxima categoría, todos en Belgrano, y el antecedente reciente de no ser tenido en cuenta en el Porto. Llegó a Huracán más por casualidad que por insistencia. "Fue el club que me vino a buscar", cuenta el mediocampista al que en los días de pibe le decían Marangoni. Su compañero en el campeón de la Liga de Portugal, Lucho González, lo impulsó a la aventura de ir a Parque de los Patricios. Y no le está yendo mal: de acuerdo con los puntajes de Clarín, es el mejor futbolista del Clausura, disputadas once fechas. "No hago nada nuevo. Juego como jugué siempre. Mi estilo es el de Bolatti. De todos modos, este no es un juego individual. Y en ese sentido, doy gracias a Dios por ser parte de este equipo", cuenta.

Sabe, sin embargo, que no llegó al paraíso: Huracán es un club con una delicada situación económica. Y ya vivió un episodio propio del planeta quemero de este tiempo: en la concentración tuvo que dormir un par de semanas con el colchón en el piso debido a que no tenía una cama capaz de adaptarse a sus 189 centímetros. Sin embargo, está a gusto en el club. Ya escuchó ovaciones en el Ducó y elogios por la calle, rumbo a su departamento en Caballito. "Lo de la gente es increíble. Está contenta por lo que el equipo ofrece y te brinda mucho, te agradece todo el tiempo", señala en la mañana de La Quemita. Después del entrenamiento, junto a Matías Defederico y Javier Pastore, este cordobés de 24 años, nacido en La Para, es uno de los más requeridos para los autógrafos y las fotos. El, manso como la ciudad en la que se crió, responde con una cordialidad sin quebrantos.

Algunos ya le dicen Super Mario. Tiene que ver con su juego. Huracán se mueve al ritmo de su elegante andar. Toca, levanta la cabeza, quita, lidera, vuelve a tocar. "Todo tiene que ver con la confianza y con el convencimiento. Y en eso mucho influye Cappa, que nos habla, que nos explica, que nos deja jugar", le dice a Clarín.

El pase de Bolatti pertenece al Porto. Y está en Huracán a préstamo hasta junio y sin opción. Y es idea de los dirigentes juntar un capital para comprar una parte del pase. Sin embargo, ya trascendió el interés de dos clubes grandes.

¿Te llamaron de Independiente y/o de San Lorenzo?

No. Me entero por vos de eso. Además, no pienso en otra cosa que en disfrutar de estas ocho fechas que quedan. Y de este equipo. Sólo me importa Huracán.

Bolatti habla de un verbo ahora en desuso en este fútbol de ventajeros y sacapuntos: disfrutar. Y quizá ese sea el principio de su éxito.

Comentá la nota