El boicot de la hermana Alicia contra Daniel Scioli

La ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, montó en cólera cuando supo que el gobierno de Daniel Scioli iba a lanzar asignaciones universales por hijo para trabajadores informales bonaerenses por 50 millones de pesos.
"¡Esa plata debería ser para planes productivos, no para asistencia social!", dijo enfurecida, según un testigo. Scioli no sólo no dio marcha atrás, sino que preparó un acto para prometer que alcanzará a 450.000 chicos en tres años. Entonces, llegó el boicot. "No quiero que nadie vaya a ese acto", ordenó la ministra a todos sus colaboradores. Y anunció que, cuando la provincia pretenda financiar el programa, no habrá un solo peso del Gobierno.

Macri se desdobla. Mientras el macrismo hace malabares para aprobar en la Legislatura los aumentos impositivos que el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, pretende instaurar para el año próximo -cayó el impuesto al uso de la tarjeta de crédito, pero insiste en un gravamen a la transferencia de autos usados, por ejemplo-, la administración porteña se prepara para otra batalla: la de las elecciones del año próximo. Macri ya diseñó una estrategia para desdoblar los comicios. Busca desentenderse del debate nacional y apuntalar su bloque en la Legislatura, donde con una buena elección de Gabriela Michetti podría tener mayoría propia (hoy tiene 27 legisladores sobre 60). Cree que su vicejefa competirá con Jorge Telerman y, tal vez, contra Vilma Ibarra, pero aquí falta un detalle: Michetti se niega a ser candidata. En el macrismo cuentan que habrá una charla reservada entre ambos para definir este tema.

¿De Angeli 2011? Después de algunas semanas de bajo perfil, Alfredo De Angeli decidió volver al ruedo. El próximo miércoles 10, el mediático líder de los ruralistas encabezará una manifestación hacia la gobernación de Entre Ríos y le pedirá al mandatario kirchnerista Sergio Uribarri que modifique su actitud hacia el campo. "Ya que él se lleva tan bien con Cristina, le vamos a pedir que nos defienda", presionó De Angeli cuando le preguntaron sobre el asunto. Cerca del ruralista juran que De Angeli no será candidato a nada en las elecciones legislativas del próximo año, pero se sonríen cuando la pregunta apunta a una candidatura del chacarero más famoso a la gobernación de su provincia, en 2011. "Estuvo recorriendo el país, escuchando a la gente. Nada de candidaturas, su pelea está en la Federación Agraria", respondieron sus asesores.

Temor a la venganza. La partida de Felipe Solá del bloque kirchnerista de la Cámara de Diputados abrió el interrogante sobre si un fenómeno similar podría ocurrir en el Senado. Cuando se habla de esa hipótesis, todas las miradas apuntan al salteño Juan Carlos Romero, que decididamente marcó diferencias con el matrimonio Kirchner, al que acusó, durante una entrevista con LA NACION, de tener conductas autoritarias. A Romero el tema no le resulta ajeno. De hecho, llegó a conversar de ello con la otra representante del PJ salteño en el Senado, Sonia Escudero, pero finalmente definió que, al menos por ahora, no abandonará la bancada oficialista. "No es el momento. Fijate lo que le pasó a Das Neves [Mario, gobernador de Chubut], que en cuanto sacó los pies del plato empapelaron la Capital burlándose por su falta de título de abogado", precisaron, un poco con cautela y otro poco con temor, allegados al vicepresidente de la Cámara alta.

Encuesta maldita. En realidad, aquella agresiva e inesperada campaña de afiches contra Das Neves, hace alrededor de dos meses, fue la respuesta kirchnerista a un sondeo encargado por el gobernador. El trabajo, realizado por Consultores Patagónicos entre 1276 entrevistados, reveló que el 55,5% consideraba buena la gestión del gobierno provincial y el 24,6%, muy buena, mientras que sólo el 14,6% opinaba que era regular. Hasta ahí, no hubo demasiadas sorpresas. Lo que provocó malestar en la Casa Rosada fue que la gestión de la presidenta Cristina Kirchner fue calificada de muy buena por sólo el 5,1% de los encuestados y buena por el 34%, casi la misma cantidad que quienes la vieron regular: 33,6%. "Sabemos que de local es difícil que nos ganen -ironizó un colaborador de Das Neves-, pero por algún lado hay que empezar. Ellos [por los Kirchner] empezaron por Santa Cruz y tan mal no les fue."

La casa por la ventana. El senador kirchnerista Fabián Ríos sigue entusiasmado con su candidatura a gobernador de Corrientes, aunque falta casi un año para las elecciones allí. Ríos llamó personalmente a sus colegas de bloque para invitarlos al acto de lanzamiento oficial de su postulación, el 5 de diciembre, en Corrientes. Prometió a todos que él pagará los traslados y el alojamiento, que será en un hotel en Resistencia, Chaco, enfrente de la capital correntina. Su padrino político es uno de los principales operadores de Néstor Kirchner: Juan Carlos Mazzón.

Comentá la nota