Bohe dijo que en dos años dieron un 40% de aumento

El viceintendente reafirmó la argumentación del Ejecutivo en torno al proyecto de recomposición salarial de 5% para los empleados municipales. Mientras, la secretaria de Hacienda también recordó que hubo una importante merma en los recursos que se perciben por regalías y coparticipación.
El viceintendente Sergio Bohe aseguró ayer que si se consideran los ajustes aprobados desde diciembre de 2007, cuando asumió en su gestión el intendente Martín Buzzi, las mejoras salariales llegan a un 40% acumulado en menos de dos años.

Respecto de la fundamentación e informes con que el Ejecutivo acompañó la nueva remisión del proyecto, el funcionario señaló que allí se detalla la pauta salarial para todo el año en curso y recordó que no comienza con la readecuación del 5% que se discutirá mañana en el Concejo sino con lo otorgado en febrero, que constituyó una suma fija al igual que la reconocida tres meses después. A ello sumó que en marzo se reconstituyó y subsanó un problema que databa de doce años en relación a los adicionales.

"Junto a este último escalón que es el del mes de agosto, la recomposición rondará el 12% este año", insistió Bohe al recordar que en promedio, desde diciembre de 2007 hasta la fecha la recomposición salarial de los empleados municipales de Comodoro Rivadavia ronda el 40%, que "sigue siendo uno de los sueldos más importantes de Patagonia Austral en un contexto donde en el país hay municipios que tienen serios problemas para pagar en término".

"No somos una isla" dijo al añadir que preocupan también otras realidades como la de los sectores de la construcción, del petróleo y la pesca, que atraviesan serios problemas. Fundamentó que la situación económica es transversal a todos los sectores y "debe incluirse a la Municipalidad".

MATARESE

En igual sentido, la secretaria municipal de Hacienda, Carla Matarese, dio cuenta de la importante merma en los recursos extraordinarios provenientes de regalías y coparticipación.

Estiman que al concluir la ejecución presupuestaria 2009, esta llegará a 40 millones de pesos menos de lo estimado a comienzos de año. La cifra de caída representa un 13,5% sobre el total de los ingresos esperados para el año en curso, un deterioro de las cuentas públicas al que habría que sumarle otros cinco puntos si se hiciera lugar a la pretensión gremial del aumento del 20%.

"Cuando el intendente decidió otorgar un incremento del salario, y a partir de esa decisión política, analizamos cuánto era factible otorgar sin alterar los objetivos de la Municipalidad y sin alterar pautas que tienen que ver con el empleado como el pago en termino", fundamentó la secretaria en torno a que el 5% propuesto es inamovible.

Comentá la nota