Bogado reconoce la crisis social y dice que la meta es que todos los chaqueños tengan un plato de comida

"Con semejante esfuerzo, no debiera haber ningún chaqueño sin un plato de comida garantizado", trazó la ministra de Desarrollo Social y Derechos Humanos del Chaco Beatriz Bogado.

Así, la funcionaria habló de llegar con una política social mucho más universal y abarcativa a la franja de 200.000 habitantes del Área Metropolitana que todavía permanecen por debajo de la línea de pobreza según los propios números oficiales de la Dirección de Estadísticas y Censos.

En una extensa charla con NORTE, la ministra repasó los preocupantes índices sociales y calificó como amplia la ayuda que llega desde los estados Provincial y Nacional a través de múltiples programas como las Asignaciones Universales por Hijo y las Pensiones no Contributivas. También explicó detalles de la marcha del Comité de Planificación y de Intervención Territorial, que tiene como objetivo hacer un abordaje integral e integrado, de manera de controlar la efectiva llegada de cada programa de manera equitativa a los sectores más vulnerables del tejido social.

Según datos de la Dirección Provincial de Estadísticas y Censos, en el último trimestre de 2009 había en el Área Metropolitana alrededor de 200.000 personas por debajo de la línea de pobreza. La cifra representa alrededor del 25% de la población que reside en Resistencia y en las áreas aledañas.

Los números, menores que en el 2006 cuando había en esa condición unas 300.000 personas, siguen preocupando a las autoridades de Desarrollo Social. "No es una cifra menor. La pobreza bajó pero estamos hablando de 200.000 personas y es una vergüenza", reconoció la ministra Bogado.

Conciente de la situación, Bogado habló de metas ambiciosas cuando anticipó que para el primer trimestre de este año Desarrollo Social buscará garantizar la llegada de alimentos a 115.000 chaqueños.

En este punto, ponderó que unas 110.000 personas de toda la provincia reciben desde hace tiempo los beneficios del Programa Nacional de Seguridad Alimentaria (PNSA). Al respecto detalló que unos 74.000 chaqueños reciben tarjetas alimentarias y se entregan por mes más 35.000 módulos alimentarios (bolsones), que llegan a localidades de difícil acceso o donde no es posible utilizar la tarjeta magnética. Además, vía el programa Chaco Sí, se cubren necesidades alimentarias de unos 70.000 habitantes en riesgo social.

"No me conforma saber qué estamos haciendo sino que quiero tener un relevamiento real, con estadísticas ciertas de la llegada de todo esto a los lugares que corresponde", remarcó la funcionaria.

Asimismo, Bogado habló de un cambio de paradigma en las políticas sociales, a través de programas que posibiliten a la gente generar ingresos genuinos que les permitan salir de la situación de vulnerabilidad social. En este punto anotó los primeros resultados de un proyecto ambicioso: el Comité de Planificación y de Intervención Territorial.

Alimentos para vivir

En materia de asistencia con alimentos, el mayor aporte que llega desde el Ministerio provincial es a través del Programa Nacional de Seguridad Alimentaria (PNSA), financiado directamente desde Desarrollo Social de la Nación.

El otro aporte corresponde a la provincia a través de la asistencia a los sectores más vulnerables. "En muchos de los casos estos programas están basados en convenios firmados con algunas organizaciones, muchas de ellas aborígenes", sostuvo la ministra Bogado.

No es todo porque además desde la cartera social provincial se implementan los denominados "copeos", con los cuales el Ministerio intenta asistir a los niños con los alimentos indispensables para garantizar su nutrición. "En el Área Metropolitana tenemos 75 copeos y en la provincia tenemos 125", destacó la funcionaria.

También a través del área de Asistencia Directa del Ministerio se atienden situaciones específicas diarias, muchas de ellas de emergencia como ocurrió en el último temporal que azotó al Gran Resistencia.

Las tarjetas

Si bien en las últimas semanas surgieron algunos reclamos de beneficiarios que no accedieron a las nuevas tarjetas alimentarias, la ministra Bogado adelantó que podrán hacerlo en los próximos días y con la acreditación del monto correspondiente al mes en curso, además del crédito no utilizado de diciembre pasado, cuando fueron concedidos 120 pesos de manera extraordinaria.

"Hemos decidido no dejar en cero a las tarjetas que todavía tienen crédito disponible porque no fueron entregadas y, por lo tanto, mantienen ese dinero", confirmó Bogado.

En este punto, explicó que los operativos que se desarrollan en varios puntos de la provincia entregan tarjetas con créditos de 180 pesos sólo para aquellos beneficiarios que no recibieron el plástico en diciembre pasado.

Comentá la nota