Los bodegueros del Este criticaron duramente la gestión de Jaque

En el almuerzo de fin de cosecha, en San Martín, el presidente de la entidad replicó algunas acciones del Gobierno. En medio de los discursos, Cobos y Jaque se abrazaron.
Durante el tradicional almuerzo de fin de cosecha organizado hoy por el Centro de Bodegueros y Viñateros del Este, el presidente de esa entidad, Javier Palau, se refirió con duros términos a la gestión del gobernador Celso Jaque, quien participó del encuentro junto al vicepresidente Julio Cobos.

"Señor Gobernador: de estos errores no se vuelve", arrancó tajante Palau, en clara alusión al "32% de cosecha menos", cifra que está muy lejos de lo esperado por el sector.

"Faltan interlocutores válidos entre los productores y los funcionarios provinciales, mientras los políticos se pelean como perros y gatos", despotricó el presidente de los Bodegueros que, además de lamentarse por "la falta de respeto a las instituciones" a nivel provincial y nacional, se explayó en el preocupante tema de "la industria del juicio".

"Son todas demandas falsas contra los bodegueros. Hubo un caso de un empresario que recibió 240 demandas laborales y eran todas mentiras", expresó Palau antes de dejarle la palabra al gobernador.

Jaque ni miró al titular de la entidad, quien volvió a sentarse a su derecha, en la misma mesa que estaba compartiendo con Cobos, intendentes y funcionarios. El gobernador se levantó de su silla y fue hacia el escenario para dirigirse a los presentes.

"Yo más bien creo que de los errores se aprende", devolvió el mandatario "la gentileza", aunque atenuando el tono. "La diferencia entre el pronóstico y la realidad fue explosivo: crisis mundial, la baja en la demanda en el mercado interno y los efectos climáticos", indicó Jaque con moderación.

El gobernador terminó sus palabras y antes de darle el lugar a Cobos, se dio un abrazo con el vicepresidente, provocando la primera ovación de un público sorprendido por el gesto.

El ex gobernador prefirió no subirse a la polémica, momentos antes desatada, y decidió ser aún más moderado y menos confrontador que el anterior orador, aunque hizo algunas críticas veladas.

"Lo importante es que los gobiernos que se suceden continúen las mismas políticas de estado que los anteriores", dijo Cobos con sutileza. Luego terminó su exposición, regresó a su lugar en la mesa del gobernador y volvió a abrazarse con Jaque, arrancando la segunda ovación de la tarde.

Comentá la nota