Boca volvió al país tras su gira europea

El plantel que conduce Alfio Basile aterrizó en Ezeiza esta mañana después de la serie de amistosos por Alemania, Austria y Grecia. Riquelme fue uno de los pocos que habló: "No sé quienes son los once de memoria", dijo. Mañana se entrenan en Casa Amarilla.
Boca arribó a Buenos Aires con un puñado de amistosos en el bolsillo: una derrota (ante Manchester United), un empate (con Milan, aunque ganó en los penales) y tres victorias (Lask, Aris Salónica y AEK de Atenas). El saldo es positivo, sin embargo no hay tiempo para el descanso y el equipo de Alfio Basile volverá al trabajo mañana, en Casa Amarilla.

Sebastián Battaglia fue uno de los ausentes esta mañana en Ezeiza. El volante central partió a Rusia para sumarse a la Selección de Maradona que jugará el miércoles un amistoso en Moscú. También Julio César Cáceres se fue con su selección. Mientras que Morel Rodríguez tiene una distensión de ligamentos y Nico Gaitán un esguince de rodilla, y son las preocupaciones de Basile de cara al arranque del Apertura, que por ahora sigue sin certezas.

Juan Román Riquelme fue uno de los pocos que habló con la prensa en la llegada de Boca: "Nuestro obligación es pelear el campeonato y la Copa. No tengo idea de quiénes son los once de memoria. El ya nos vio a todos y sabrá lo que tiene que hacer. Nuestra obligación es ganar", explicó el enganche. "Fueron amistosos, nada más. Uno se quiere preparar de la mejor manera en la pretemporada", concluyó.

Comentá la nota