Boca: vive de momentos y algo más

Apoyado sobre figuras como Battaglia y Riquelme, también contó con otros aportes como Viatri, Mouche, Gaitán, Vargas y Figueroa
El día después del importantísimo triunfo de Boca frente a San Lorenzo, la mañana lucía apacible en el predio de Casa Amarilla. Apenas un trabajo regenerativo para los que jugaron una de las finales del torneo Apertura y algo de fútbol para aquellos que no tienen habitualmente tanta actividad. Hubo algunos familiares en la práctica, como el padre de Luciano Figueroa, y hasta aparecieron Gonzalo Palacio (hermano de Rodrigo) y un amigo de la infancia del delantero, que se vino desde Bahía Blanca y a quien no veía desde 1999. También aprovecharon los socios de la peña de Magdalena para sacarse fotos y pedirle autógrafos al Pochi Chávez, otro de los destacados en la victoria por 3 a 1 que le dejó un abanico de tres resultados para ser campeón. Boca sabe que incluso perdiendo mañana con Tigre por un gol, dará la vuelta olímpica en Avellaneda.

Este campeonato puede tener sorpresas hasta el final, pero el que siempre tiene guardado un as bajo la manga es Boca. ¿Por qué? Porque si bien es cierto que los dos pilares de la campaña en el Apertura fueron Sebastián Battaglia y Juan Román Riquelme, el protagonismo en la red se lo llevaron varios y cada uno en su justo momento.

Por orden de aparición, los flashes se posaron sobre Leandro Gracián, Fabián Vargas, Cristian Chávez, Nicolás Gaitán, Ricardo Noir, Lucas Viatri, Pablo Mouche, Riquelme, Figueroa y Palacio. "Entré un poquito nervioso, pero necesitaba un partido así. Para mí fue muy importante el gol y para todos el triunfo. Falta un partido, pero dependemos de nosotros y no queremos que el título se nos escape", dijo ayer Palacio, aunque casi descartó la chance de ser titular ante Tigre: "Terminé bien, pero no creo que sea titular; iré al banco".

Gracián, que tiene grandes chances de reemplazar a Riquelme, jugó en un muy buen nivel las primeras fechas del certamen (mientras Román estaba con la selección en los Juegos Olímpicos en China) y le anotó un gol a Gimnasia de Jujuy, en la Bombonera. El Tano no sólo fue importante en el arranque del Apertura, sino también en el primer partido de la Recopa ante Arsenal, en la victoria 3 a 1 en la cancha de Racing. Pero luego fue relegado por la presencia del N° 10 y sólo una vez fueron titulares juntos, en la caída frente a Godoy Cruz por 4-1. Si bien Gracián esa tarde hizo un gol, la experiencia no resultó buena para Ischia.

Fabián Vargas, pese a tener responsabilidades en la marca junto con Battaglia, llegó al arco rival y fue clave en goles que les anotó a Jujuy y a Lanús. Walter Gaitán, el zurdo rebelde que más complicó a las defensas con ese pique veloz y una técnica individual exquisita, dijo presente con dos festejos frente a Huracán y en el triunfo agónico ante Central. También en el 4-2 frente a Newell´s, en Rosario, con una asistencia a Viatri incluida.

Ricardo Noir fue de mayor a menor, pero le sirvió a Ischia para destrabar el 0-0 ante Gimnasia de Jujuy (en el segundo tiempo) y anotar frente a Newell´s, en Rosario, el primero de los cuatro goles. Pablo Mouche encontró su tarde de gloria en el ajustado triunfo con Banfield. Otra vez las soluciones llegaron desde el banco de los suplentes, como sucedió anteayer, ante el Ciclón, con los ingresos de Roncaglia, Palacio y Chávez.

Pero hubo futbolistas que aportaron su granito de arena también desde la confirmación de sus titularidades. El caso más emblemático es el de Lucas Viatri, que hizo ocho goles muy importantes para que Boca accediera al triangular final y quedara a punto de consagrarse campeón. Al margen del cabezazo ante San Lorenzo, el tanto más recordado es el que le hizo a River en el Monumental, luego de un tiro libre de Riquelme.

Lucho Figueroa, el último en sumarse por la lesión de Martín Palermo, recibió una calurosa bienvenida de Riquelme y de los simpatizantes, que le reconocieron el esfuerzo por integrarse al funcionamiento del equipo lo antes posible: hizo un gol decisivo frente a San Martín, en Tucumán, participó de la jugada que concluyó en el penal que anotó Riquelme ante Racing (aunque no hubo falta de Migliore al N° 9) y convirtió dos de los tres goles ante Colón, en la última fecha.

El más influyente en ese sentido fue Riquelme. En el superclásico con River, en los goles importantes a San Lorenzo (en la Bombonera) y Arsenal, en el final, ambos de tiro libre, además de las asistencias y el respaldo a los juveniles. Volvió agotado físicamente tras la participación en los Juegos Olímpicos. Se bajó del avión y jugó en el empate 2 a 2 ante Arsenal por la Recopa, pero tardó en entrar en el circuito del equipo. Eso sí: sin estar en plenitud fue gravitante para Ischia y sus compañeros.

Otra prueba de que Boca, entre tantas adversidades, debió recurrir a "los momentos" de cada individualidad es que Ischia no se ató a ningún sistema táctico y muchas veces resolvió en función de las características de los jugadores con los que contaba para reemplazar a futbolistas suspendidos o lesionados.

Aquí se detalló la lista de los que tuvieron la suerte de anotarse en las redes rivales, aunque está claro que la campaña de Boca no se apoyó en un solo jugador. Fueron 27 los que actuaron en el Apertura y, pese a que en un momento la interna amenazó con devorarse a uno de los candidatos, la personalidad demostrada, la sumatoria de sus actuaciones y las decisiones de Ischia dejaron al equipo al borde de la consagración. Ahora, frente a Tigre, no estarán Riquelme, Vargas ni Forlín, pero Boca va confiado. Siempre encuentra una carta ganadora cuando la mano viene complicada.

62 días pasaron desde la última vez que Cristian Chávez había jugado en el Apertura: fue ante River (1-0).

13 futbolistas se repartieron las conquistas para los 36 goles de Boca en el campeonato.

11 goles de los 36 que hizo Boca tuvieron como protagonista a Riquelme, con 5 tantos y 6 asistencias.

8 tantos marcó Lucas Viatri y además (como en el gol de Chávez al Ciclón) sumó cinco asistencias.

396 minutos sumó Gaitán en los 15 cotejos que jugó y sólo fue titular ante River. Hizo 4 goles y 3 asistencias.

Ischia contó hasta 27

El DT de Boca utilizó veintisiete futbolistas en el Apertura que por lo menos jugaron un minuto, sin contar a Josué Ayala, arquero suplente de García tras ser separado Caranta. Ayer concentró a 22 jugadores y entre ellos está Gastón Sauro, defensor de 18 años, ante la baja de Juan Forlín.

Comentá la nota