BOCA / RIQUELME: SUBE LA TEMPERATURA"El clásico de San Lorenzo es Huracán"

Picante sin picantear, el 10 puso en su lugar al rival de mañana en "la final". Dice que ni piensa en empatar, aunque podría beneficiarlo.
Sabe pegar donde duele. De algo no quedan dudas: Juan Román Riquelme es como esos boxeadores cerebrales que analizan fríamente los movimientos del rival antes de meter el golpe justo. Así en la cancha como en la vida. Ya sea un pase-gol o una respuesta-sentencia. Esté frente a un marcador en pleno partido o delante de varios periodistas en su ya habitual conferencia de prensa de los jueves. Siempre dice algo. Con sus sonrisas, con sus silencios. Hasta cuando, raro en un exquisito como él, se saca la pregunta de encima tirándola a la tribuna. Esta vez, el destinatario de su mensaje, como un pase que se filtra entre varias piernas rivales y deja mano a mano al delantero con el arquero, fue hacia San Lorenzo. El rival de mañana. El primer escollo en este triangular para salir campeón. ¿El clásico?

-Román, el sábado tienen una final. Además, el plus al tratarse de un rival clásico.

-El clásico nuestro es River.

-¿Y el de San Lorenzo?

-Huracán.

-Pero ellos lo toman como un clásico.

-Nuestro clásico es River. El sábado tenemos una final y la queremos ganar. Sabemos que enfrentaremos a un equipo que juega muy bien y maneja muy bien la pelota. Y si queremos ganar tendremos que estar concentrados.

-¿Viste el partido entre Tigre y San Lorenzo?

-Sí, lo vi.

-¿Fue un buen resultado o esperaban otro?

-Para San Lorenzo fue un resultado bueno. Para Tigre no. Nos da igual.

-¿Influye el partido que le ganaron con tu gol o será otra historia?

-Los partidos son siempre distintos. A nosotros nos da tranquilidad cómo jugamos aquel día. Hicimos un primer tiempo buenísimo, en donde marcamos un gol y tuvimos que haber marcado más. Boca jugó bien. Ojalá que el sábado lo podamos repetir. Estamos tranquilos y seguros del equipo que tenemos.

-¿Se piensa en Tigre?

-No podemos pensar en el martes. Falta un montón. Sólo tenemos que pensar en superar a San Lorenzo, que viene jugando bien, que por momentos maneja bien la pelota y en otros no. Es parecido a nosotros. Siempre sale a atacar. Ojalá salga un lindo partido.

-¿Te gusta cómo está jugando Boca?

-Con Colón jugamos muy bien. Hicimos 90 minutos muy buenos. Marcamos cuatro goles, aunque uno no lo cobraron. En cambio contra Gimnasia no hemos jugado bien. El campeonato ha sido bastante raro. Todos tuvimos altibajos. Si analizás a Lanús, fue el que mejor jugó y se quedó afuera de la final. Pero esto es diferente a todo. Ya se termina. Sabemos que un error se puede pagar muy caro. Estamos contentos por cómo jugamos ante Colón e intentaremos repetirlo el sábado.

-¿Sentís que van a enfrentar al mejor plantel del fútbol argentino?

-Sí.

-¿Es lo mismo que decir el mejor equipo?

-El mejor equipo será el que gane el triangular. Esperemos que sea Boca.

-¿Pensás que la pelota parada es la mejor arma de San Lorenzo?

-Sí. Pero también lo tiene a Barrientos que está jugando en un nivel muy bueno. Solari tiene mucha experiencia. Bergessio es muy importante. Y Silvera, que parece que por momentos no está en la cancha, si lo dejás, sacás del medio. Tienen un equipo muy bueno, con jugadores de una edad mayor y en estos partidos se nota. Los respetamos mucho, pero creemos en nosotros. Si no cometemos errores tenemos muchas chances de ganar el partido.

-En algún momento dieron ventaja física por acumulación de partidos. Ahora, llegan más

descansados que ellos.

-Sí. Ellos saben que son sus últimos 90' del año.

-¿Ahí se compensa?

-Cuando vas a jugar una final no te duele nada. Ellos tienen la moral muy alta porque ganaron. Se sienten más cerca, es la verdad. Y seguro que durante 90 minutos darán todo lo que tengan.

-¿Se habla con Ischia de la táctica a utilizar? ¿De ir con tres atrás?

-Nos habla de cualquier cosa menos de eso. El sábado en el hotel, cuando nos juntemos en la charla técnica, dirá cómo quiere que juguemos. Nosotros no tenemos idea de cómo vamos a jugar. Lo único que tenemos en claro es que jueguen tres o cuatro no vamos a cambiar. Intentaremos ser mejores que San Lorenzo.

-Para vos, ¿qué ventajas tendría una táctica respecto de la otra?

-Creo que de eso se habla después del partido. Si el DT cambia y las cosas salen, dirán que es un fenómeno. Si cambió y salen mal, dirán por qué cambió ahora. El resultado siempre manda. Más allá de lo que se decida siempre saldremos a atacar. Nunca nos va a mandar para atrás. Boca tiene una manera muy clara de jugar. Nos sentimos tranquilos. Ojalá que el sábado sea el mejor partido del año de nuestro club.

También se lo consultó sobre un posible empate mañana, con el que Boca llegaría al martes con la obligación de ganarle a Tigre de 2-1 para arriba y así dar la vuelta contra un rival ya eliminado. En cambio, si Boca le gana al Ciclón, sería campeón ganando o empatando, pero Tigre lo enfrentaría con chances...

-¿Analizaste que tal vez un empate los puede dejar mejor posicionado?

-No te entendí.

-Te digo si analizaste...

-(Interrumpe) No analizo. Es difícil que empatar te deje mejor que ganar.

-¿Sabés que si empatan dejan afuera a Tigre?

-Yo no juego con Tigre. Juego con San Lorenzo.

-Pero si empatan...

-Ojalá le ganemos. Nosotros no podemos andar pensando en otro partido antes. Si no lo hacemos bien en éste no vamos a poder jugar ante Tigre.

Comentá la nota