Boca El regreso al trabajo, con confianza y perfil bajo

Desmienten un supuesto pedido de Riquelme
Tras el apático empate frente a Gimnasia y después de una jornada de descanso, el plantel de Boca volvió a practicar en el predio de Casa Amarilla, sin declaraciones altisonantes en sus protagonistas y pensando sólo en derrotar el domingo próximo a Colón, en la Bombonera, con el anhelo de que Tigre y San Lorenzo sufran traspiés.

Dos serán los cambios ya confirmados para el choque frente a los santafecinos: José María Calvo será el lateral izquierdo en lugar del paraguayo Claudio Morel Rodríguez, expulsado en La Plata, y Jesús Dátolo, que ante Gimnasia cumplió la sanción, sustituirá a Alvaro González. Además, el entrenador Carlos Ischia está evaluando la posibilidad de que Pablo Mouche juegue en lugar del delantero Luciano Figueroa.

En el ensayo de fútbol de mañana, Rodrigo Palacio será exigido y si responde bien podría ocupar un lugar en el banco de suplentes frente a Colón.

El colombiano Fabián Vargas, uno de los jugadores que ayer hizo declaraciones, afirmó que el grupo está "tranquilo" y que espera la definición. "Queremos ganarle a Colón y esperar que todo termine ahí. Pero si hay desempate no habrá problema porque anímicamente estamos muy bien. Físicamente también estamos bien, aunque con claros signos de cansancio. Pero está todo bien", dijo el mediocampista.

En otro aspecto, una versión indicó que durante una cena reciente Juan Román Riquelme le sugirió al presidente xeneize, Jorge Amor Ameal, que para el próximo año contrate a sus "amigos" Clemente Rodríguez (de Spartak Moscú; hoy recuperándose de un desgarro en Casa Amarilla) y Rolando Schiavi (Newell´s). Sin embargo, eso fue desmentido por el entorno del jugador.

Comentá la nota