BOCA / PARA TODOS: LOS MENSAJE DE ROMANLos hizo pelota

Riquelme pegó duro y parejo... A los rumores de la interna: "Basta de puterío". A los que pelean el título con Boca: "Los demás tampoco han sido tan buenos". Y a los más pesimistas: "Si no nos equivocamos, vamos a ganar el campeonato".
¿Cómo están?

-Bien. Contentos de seguir en la punta, de saber de que si ganamos el domingo terminaremos arriba. Estamos tranquilos, sabiendo que Colón va a ser muy difícil. Sentimos la ilusión y la tranquilidad de que vamos a ganar.

-¿Imaginás un partido desempate?

-Yo pienso que si no nos equivocamos el campeonato lo vamos a ganar. Sea esta semana o la otra. Solamente debemos pensar en ganar contra Colón. Tienen jugadores muy buenos como el Bichi Fuertes, tendremos que estar muy atentos a él. Lo único que nos preocupa es ganar.

Román era la estrella esperada y cumplió. Estaba programada su conferencia de prensa, aunque su discurso no. Y ahí, en el ida y vuelta, hizo pelota el juego de las internas, de la difícil convivencia. ¿Que él es el líder de un grupito y que a muchos les molestan actitudes suyas, como quedó claro en la charla a solas de octubre entre todo el plantel? ¿Que las diferencias siguen latentes, más allá de que en la cancha no se notan? Ante cada pregunta, el 10 se plantó y él, fana del fútbol, dijo precisamente que sólo iba a hablar de eso. Y nunca se apartó de ese camino, aunque tampoco nunca negó las internas. Y también con altura marcó que Boca no es más ni menos que nadie con ese tiempo verbal que tanto utiliza ("los demás tampoco han sido tan buenos"). Jugó Riquelme.

-Otra vez se instaló el tema de la interna...

-Eso te iba a decir: la tienen que cortar con el puterío. Tenemos que hablar de fútbol. Ya está.

-¿No existe interna?

-Lo acabo de repetir... hablemos de fútbol. Basta de puterío, estamos para hablar de fútbol. El domingo tenemos una final, estamos contentos y ojalá la podamos ganar.

-¿Tigre y San Lorenzo llegan mejor?

-Si le ganábamos a Gimnasia estaríamos solos. Repito lo que vengo diciendo hace rato: ocho fechas atrás estábamos a ocho del puntero. Algo bueno tuvo que hacer el equipo para llegar a la punta. Descontamos muchos puntos en pocas fechas. Eso nos da tranquilidad y seguridad. Hemos tenido inconvenientes durante todo el semestre. Pero el equipo respondió y se hizo muy fuerte. Tenemos la suerte de estar punteros. Hay mucha confianza, creemos que si no cometemos errores vamos a dar mucha lucha y va a ser muy difícil que nos ganen.

-¿Por qué creés que se habla más del puterío que de fútbol?

-Porque ustedes quieren. Yo me senté acá para hablar de fútbol. De otra cosa no voy a hablar.

-¿Vos creés que los periodistas hablan de puterío porque se nos ocurre?

-Tres veces contesté lo mismo: hablo de fútbol.

-¿No creés que alguien se acerca a los periodistas y cuenta lo que pasa?

-Es problema del que hace eso. ¿Qué sé yo? Yo vine a hablar de fútbol. Basta. Vos querés hablar de otra cosa, hablá con otro. A mí no me interesa.

-¿Por qué creés que las cosas trascienden?

-Una cuestión es que te repita que a este lugar vine a hablar de fútbol. Yo trabajo de esto. No trabajo en esos programas de la tarde, en los que se habla de las cosas que hace uno u otro. El domingo tengo un partido difícil, una final. Espero que terminemos todos felices. Si a vos te interesa otra cosa es problema tuyo.

-También nos interesa el fútbol.

-Entonces hablemos de fútbol.

-Se dijo que pediste como refuerzos a Schiavi y a Clemente.

-Ya no me molesta más nada. Ni me sorprende nada. Es la realidad. Es lo que me toca. Tengo la suerte de que me nombren muy seguido. Para lo bueno y, al que no le caigo bien, para lo malo. También tengo la suerte de que este año ha sido maravilloso. Al que le caigo bien, me alegra; al que le caigo mal, problema de él.

-¿Te sentís el técnico dentro de la cancha?

-Sólo me siento un afortunado de estar peleando un nuevo campeonato con Boca. Dentro de la cancha sólo intento ayudar al compañero para que terminemos ganando. Nada más.

-¿Pondrán la oreja en los otros partidos?

-Lo más importante es ganar. Si Boca no gana su partido, para qué pensar en los otros. Ya dije 80 veces desde que me senté acá que tenemos que ganar.

-Siendo sincero: de 1 a 10, ¿en cuánto llegás?

-Ojalá que diez.

-¿Hoy qué podés decir?

-Hoy hice fútbol normal. Hoy fue diez. Espero que el domingo esté bien. He tenido un año largo, que no descansé, y que tuve la suerte de que las cosas me hayan salido más que bien. Estando cansado o no espero terminar feliz y después vendrán las vacaciones que necesito.

-¿Jugás al límite?

-No. En los últimos partidos las cosas están saliendo bien. Contra Racing terminé contento, contra San Lorenzo y River también. El domingo espero hacer un buen partido. Si no puedo correr, y si el técnico me pone, voy a jugar igual. El partido del domingo no me lo pierdo ni en pedo.

Comentá la nota