BOCA / PALACIO: EL DESEO DE FIN DE AÑO - "Me quiero curar"

Rodrigo apuesta a que la lesión sea sólo un mal recuerdo y espera que el 2009 vuelva a ser su año.
Arrancó el semestre, el segundo del 2008, valiendo cerca de 25 millones de dólares. Y, así como cayeron las bolsas del mundo, el precio de la Joya de Boca también se desplomó. A tal punto de pensar que la pubialgia lo dejaría en quiebra. Sin embargo, la devaluación no mandó a la ruina a Rodrigo Palacio: comenzó a recuperarse lentamente y, aunque aún está lejos del número que en julio quiso pagar la Lazio por él, el objetivo es recuperar esa cotización millonaria y, sobre todo, las razones que llevaron al mundo a fijarse en él. "Me quiero curar", le dijo el delantero a Olé, en su casa familiar de Tres Arroyos donde, como cada año, fue a pasar Navidad. "Año Nuevo me toca en Bahía", explica.

No será un fin de año como los demás. Para arrancar este 2009, Rodrigo se llevó tarea para el hogar: un listado de ejercicios físicos caseritos, armados por el cuerpo técnico y médico del club, para realizar durante los días previos a la pretemporada. Claro, la idea es que, como Martín Palermo, Palacio se convierta en otro de los refuerzos de Boca para la próxima temporada, que incluye Copa y Clausura. "Lo del final me vino bárbaro por todos estos seis meses que tuve. Cuando uno está lesionado se entrena el doble que cuando está bien. Vengo peleánola hace seis meses. Lo último fue un premio al esfuerzo", contó el punta.

-¿Las Fiestas llegaron con un título bajo el brazo?

-La verdad que fue un gran cierre la obtención del Apertura. En lo personal fue un gran desahogo porque en el triangular final pude volver a jugar después de una lesión muy dura que me complicó durante seis meses. Volver a jugar ante San Lorenzo fue algo importante; si bien la lesión no se había ido del todo, me permitió jugar unos minutos y terminé con otra cara, además de que volvimos a ganar un título.

-¿Fue un justo ganador?

-Boca fue un justo campeón. Si bien perdimos, fue inmerecidamente. Y en los últimos partidos demostramos la jerarquía.

-Y volviste con un gol clave...

-Los tres goles ante San Lorenzo fueron importantes porque al final fueron los que nos dieron el título. Y creo que pude hacer un buen partido desde el momento que me tocó entrar, tenía muchas ganas y me sentí mucho mejor. El de Pochi (Chávez) fue el que nos permitió sacar la diferencia al final pero los otros también sirvieron por cómo estaba el partido y para dejar atrás a un rival como San Lorenzo que siempre te complica.

-En el final, ¿tu balance es positivo?

-Sin dudas, nos quedamos con el Apertura con algunas bajas importantes y muchos problemas. Las lesiones fueron increíbles, algunas muy graves y sin embargo el grupo salió adelante. Hubo otros temas como el fallecimiento de Pedro Pompilio, que fue un golpe muy duro para todos, pero salimos adelante con mucha personalidad.

-¿Y la interna?

-Se sabe que en grupos de muchos jugadores no todos son amigos de todos, esto es así en todos los clubes. Hablamos de lo que pasó, lo arreglamos y quedó ahí. Le dimos para adelante, pudimos ganar el título y ya se piensa en lo que va a venir, para lo cual será fundamental una buena pretemporada.

Luego de pasar las fiestas con su familia, de visitar amigos con su bicicleta playera y de ver algunas carreras de midgets, Rodri aprovechará los días para descansar, para ponerse a punto y para comenzar a mentalizarse para este 2009. "Me voy a quedar, hasta junio seguro me quedo en Boca. Y Ojalá que se nos puedan cumplir los objetivos, que será la Copa Libertadores, claro", avisa.

-¿La Libertadores es el objetivo de máxima?

-En lo personal, mi idea es ponerme bien, estar curado cuando empiece la pretemporada y no me duela nada, o por lo menos me deje hacer los trabajos con un ritmo importante, porque estoy en plena recuperación. Será un semestre muy importante y no me lo quiero perder.

-¿Soñás con el llamado de Diego Maradona?

-Por ahora, no me ha llamado, pero sería muy lindo poder volver a estar y con la conducción de Maradona. Si viene, mucho mejor para uno, pero la prioridad es curarme bien de la lesión y estar al 100% acá.

-Te va a tocar volver junto con Palermo...

-Si, él está muy bien, con esa fuerza que lo caracteriza y con mucha alegría en cada entrenamiento. Está laburando con todo y por lo que hablamos antes del final del Apertura es posible que pronto esté trabajando a la par. Es un jugador con una gran fortaleza. Para nosotros, Martín es un ejemplo.

-Y también van a contar con Carlos Bianchi...

-No estoy muy al tanto, pero si viene a Boca será muy importante. Los compañeros que lo tuvieron como técnico hablan muy bien y lo aprecian mucho. Uno que lo vivió de afuera también se entusiasma por todo lo que él sabe y lo que le ha dado a Boca.

Comentá la nota