La Boca cerrada.

RIVER: Todos los caminos conducen a que Fabbiani va a ser suplente en la Bombonera. Gorosito le pidió silencio porque "tenemos que hablar adentro de la cancha". ¿Es un castigo o una carta brava en la manga?
Por su personalidad, ¿Fabbiani acaso no es un jugador ideal para los superclásicos?

-Para jugar bien hay que hacerlo adentro de la cancha, no importa la personalidad. Yo he tenido compañeros que no hablaban ni una palabra y adentro de la cancha eran cracks. Bochini no hablaba y la rompía.

¡¿Cómo?! ¡¿Fabbiani al banco justo contra Boca?! Durante la semana, Gorosito le bajó línea al Tanque dentro del vestuario para que cerrara la boca. Pero al final, La Boca se la cerró Pipo al Gordo: el domingo, River iría a la Bombonera con un solo delantero. Y si Falcao está OK, el elegido no será precisamente el Ogro. Así lo dejó entrever el entrenador durante un ida y vuelta con Olé en su conferencia de prensa semanal. "Queremos que recupere el nivel que tenía cuando entraba en los segundos tiempos o en Newell's, donde la rompió", explicó el técnico. En Boca cerrada, entonces, no entran Ogros...

-¿Por qué no jugaría Cristian Fabbiani?

-No jugaría porque me decidí por otro compañero que pienso que lo puede hacer mejor. Y si juega, será porque creo que lo puede hacer mejor que otro compañero.

-¿Vos le pediste que no hable en la semana?

-Entre todos hablamos para... Tenemos que hablar adentro de la cancha.

El escenario cambió radicalmente para Fabbiani tal como había dicho Gallardo. Porque la verborragia y la extroversión que lo convirtieron en referente de Gorosito incluso antes de firmar con River, hoy le juegan en contra y el DT lo pone en duda. Además, Pipo sabe que llega al superclásico con varias piezas dañadas y que Shrek le dio mejores resultados entrando en los segundos tiempos. Así, consciente de lo conveniente que le resultaría guardarse alguna opción confiable como recambio, en su dossier de ayer no figuraron dos delanteros. ¿Será un castigo para el Ogro o una carta en la manga para asestarle al equipo de Ischia cuando los músculos aflojen?

-¿Pero Fabbiani juega?

-Tranquilos, no hay apuro. Vamos a ver...

Contradicciones del fútbol, Fabbiani tiene muchas chances de perderse el partido que soñó en la época que admiraba a Francescoli desde la tribuna. Y si bien hace semanas ya mostraba todo su entusiasmo desde Tandil con frases como "voy a hacer callar la Bombonera" y "me van a tener que marcar entre todos", ahora siente el sabor agridulce de quien se puede quedar afuera de una velada mayúscula. Pero igual algo larga... "Este es el clásico que más seguro estoy... ¿Qué pasa si me tiran ravioles? Sería bueno que piensen en la gente que no tiene para comer...", dice el Ogro a las apuradas, camino a su camioneta, después de esquivar los micrófonos toda la semana.

El 13 de febrero del 2004, Fabbiani hizo su primer gol en Primera. Fue en la Bombonera, en un Boca 2-Lanús 2. El entrenador visitante era un tal Gorosito y recién puso al delantero en el segundo tiempo. Ahora, le pidió que cierre la boca. ¿Así buscará que la abra como hace cuatro años?

Comentá la nota