BOCA - BANFIELD - "No le apuesto porque me gana casi siempre..."

Justo cuando Boca necesita una victoria para alejarse del fondo de la tabla, Ischia enfrenta a su amigo Falcioni, quien lo tiene de hijo.
Falcioni, compadre...".

No, no y no. El cantito, esta vez, no continúa con el famoso insulto de tribuna. Aunque Carlos Ischia, por la estadística negativa que tiene en sus enfrentamientos como técnico con Julio César, bien podría entonarla hasta el final. Casualidad o no, justo cuando Boca necesita un triunfo para empezar a alejarse de los últimos puestos de la tabla de posiciones del Clausura, ¿quién aparece en el camino? Sí, Falcioni. El actual entrenador de Banfield es más que un amigo para Ischia. Es justamente su compadre, porque Pelusa es el padrino de Junior, el único hijo varón del Pelado. Ahora, si se toma en cuenta el historial entre ambos como técnicos, se podría afirmar que, en realidad, Falcioni lo tiene de hijo a Ischia.

"Con Julio tenemos una relación profunda. Fuimos compañeros, rivales, nos conocemos desde hace muchos años gracias al fútbol. El es el padrino de mi hijo. Pero para este partido no le voy a apostar nada... Si me gana casi siempre", confesó el DT de Boca. Y agregó: "Julio corre con ventaja, creo que le gané una vez sola". Los números avalan su temor a hacer cualquier tipo de apuesta. En cinco partidos hubo cuatro triunfos de Falcioni. Y en esos cuatro encuentros, los equipos de Ischia no le pudieron meter ni un gol. La verdad es que la historia entre ellos no es un buen aliciente para este Boca que necesita una victoria imperiosa para alejarse del fantasma del último puesto de la tabla. Fantasma del que Ischia no quiere ni escuchar hablar. "Parece que quieren ver a Boca último, eh", había dicho, con cierto fastidio, luego de la derrota contra Central. Lo cierto es que el equipo lleva cinco partidos sin ganar en el torneo local y esta tarde buscará un triunfo que traiga más calma por La Boca, tras la clasificación a octavos de final de la Copa, lograda el jueves pasado.

Ahora, ¿dónde arranca la amistad con Falcioni? Ambos se conocieron en Vélez, a fines de la década del 70. Luego, coincidieron en aquel gran América de Cali de mediados de los 80. Allí, en Colombia, terminaron de forjar aún más esa amistad que llevó a Ischia a elegir a Falcioni como padrino de Junior, quien nació en Colombia. Juntos, con Ricardo Gareca y Roberto Cabañas, entre otros, perdieron aquella recordada final de la Libertadores del 86 frente a River.

Pero no siempre patearon para el mismo lado. También fueron rivales. En Colombia, Ischia pasó luego por Junior de Barranquilla. Y Falcioni recuerda una anécdota: "En un partido en el que nos enfrentábamos, no nos habíamos saludado antes y justo había un córner. El se me acercó, yo creí que me iba a saludar y me tiró tierra en los ojos, je...". La afinidad se trasladó fuera de los entrenamientos y concentraciones. El hoy DT de Banfield intentó que el hijo de Ischia fuera arquero. Siempre le enseñaba a pararse bajo los tres palos, además de regalarle varios pares de guantes. Finalmente, el joven Junior se dedicó al fútbol pero prefirió ser jugador de campo.

Horas después del triunfo de Banfield contra Gimnasia La Plata, en la fecha anterior, al celular de Falcioni le entró un mensaje de texto. Era de su amigo Ischia, para felicitarlo por la victoria. Sobre el rival en sí, el técnico de Boca explicó: "Banfield está bien. A pesar de que le costó ganar en algunos partidos, ganó muy bien. Va a ser un rival muy difícil". Por la actualidad de cada uno en el campeonato, el Pelado se animó a decir que "Boca llega más necesitado que Banfield". Será una buena prueba para saber si el equipo puede lograr escapar de los últimos puestos. No sólo por el rival sino por el DT, el cuco por sus antecedentes contra Ischia y Boca. Sí, hoy más que nunca, Falcioni compadre...

Comentá la nota