Boasso resiste que la UCR de Rosario sea intervenida

El radicalismo rosarino está que arde. El sector que lidera Jorge Boasso resistió ayer la intervención a la departamental local e impidió el ingreso a las autoridades designadas. Insultos, empujones y acusaciones cruzadas dominaron la escena frente a la sede partidaria de Paraguay al 300.
Al final, los "intervencionistas" sólo pudieron dejar constancia a través de una escribana del acto de rebeldía en que incurrieron los "okupas" radicales.

Desde temprano, y por distintos medios, Boasso y su compañera de fórmula Daniela León hicieron un llamado a los militantes radicales para impedir que la departamental de la UCR sea ocupada por los dirigentes Julio Genesini y Nelson De Lajonquiere, las autoridades designadas por el interventor del partido a nivel provincial, Angel Rossi.

"No vamos a permitir que los empleados del socialismo tomen por asalto nuestra casa", arengó Boasso, quien lució su pose guerrera al lado de León y acompañado por un centenar de militantes. "Rossi es el jefe de Gabinete del ministro de Gobierno, Antonio Bonfatti; Genesini es síndico de Assa. Es decir, cumplen orden de sus patrones socialistas", acusó Boasso a los interventores.

La UCR santafesina se encuentra intervenida desde hace meses y aún la jueza federal María Servini de Cubría debe resolver si hace lugar al pedido que hizo Luis Changui Cáceres para dejar sin efecto esa medida. Mientras se espera la resolución judicial, un sector del radicalismo rosarino quiere que acate lo que resolvió el comité nacional, que preside el senador Gerardo Morales.

"Rosario es el único departamento que no reconoce la intervención. Están en una situación de ilegalidad", argumentó Gonzalo del Cerro, un dirigente radical que integra lista de candidatos a concejales con la oficialista Clara García.

El conflicto entre los radicales "frentistas" e "independientes" es a la vez político y legal. Juan Carlos Millet, del sector de Boasso, cuestionó lo inoportuno de la medida, pero lo agregó suspicacia política: "Llama la atención que hagan esta movida luego de las elecciones, donde el radicalismo volvió a ganar consenso entre los rosarinos".

Comentá la nota