El bloqueo de la ruta 12 generó indignación y bronca de vecinos.

Agrupaciones sociales cortaron el principal acceso a la ciudad, en reclamo de trabajo y aumento de los planes sociales. Permitieron transitar sólo a las ambulancias
La bronca de transportistas y usuarios estalló ayer en medio del fuego y el humo asfixiante, producido por los autodenominados piqueteros que en busca de más ayuda social y trabajo, cortaron la ruta Nacional 12 en inmediaciones al arroyo Zaimán y la escuela 125 de esta ciudad.

Una mujer, con un niño en brazos, descargó su malestar por encontrar interrumpido el acceso y terminó envuelta en llantos mientras la asistían efectivos de Gendarmería Nacional.

En la misma protesta, el conductor de una ambulancia debió soportar las agresiones hacia su persona y golpes contra el vehículo que intentaba traspasar el bloqueo para cumplir su objetivo de llevar a un paciente proveniente del interior al Hospital Madariaga. "Se le ha metido palo a esa ambulancia porque chocó a una compañera", dijo Cecilia González, una de las manifestantes.

Otras mujeres, cargando bolsos de mercadería gritaban sus molestias. "Vengo caminando desde Multiservice y tengo que ir con mercaderías a cuestas hasta la estación de transferencia y la persona que trabaja es la que sufre", se quejó Antonia Casco.

"Se me complicó todo y debo ir a buscar a mis chicos de la escuela", añadió.

Justamente, también los niños de la escuela Nº 125 observaban este extraño espectáculo de hombres con rostros cubiertos impidiendo a casi todos transitar. Luego hubo excepciones para las ambulancias.

El Comandante Principal, Néstor Emilio Alegre, jefe del Escuadrón 50 Posadas fue el encargado de notificar a las 10.35 a los manifestantes, sobre las resoluciones judiciales previstas en caso de no desalojar la ruta.

Las mujeres, en nombre del grupo, acordaron extender la medida hasta las 11.30, aunque luego se prolongó hasta el mediodía. Al principio sólo liberaban el tránsito a ambulancias, a las personas que traspasaban caminando o en bicicleta.

Los demás vehículos, como las unidades de transportes públicos y privados, debieron ser desviados por la avenida Cabo de Hornos. La ruta Nacional 12, terminó liberándose ayer al mediodía.

Las mujeres en el poder

Posadas vivió otro día de caos mientras se escuchaban los reclamos. "Hoy sólo le mojamos la oreja al gobierno y si no hay respuesta como hasta ahora, volveremos a salir", plantearon las mujeres que se manifestaban con sus rostros al descubierto.

Aunque eran lo hombres quienes tenían pedazos de piedras, ladrillos en mano y portaban palos, eran las mujeres quienes comandaban el operativo y realizaban cada tanto una asamblea para informar sobre los acontecimientos.

Una de ellas, identificada como Mabel, dio a conocer cada uno de los puntos que los llevó a bloquear la ruta. "Las organizaciones salimos a denunciar las políticas de exclusión en el marco de las movilizaciones a nivel nacional bajo la consigna "basta de hambre y miseria", dijo en nombre de la Agrupación Aníbal Verón, Barrios de Pie, relocalizados de la Entidad Binacional Yacyretá, el Movimiento de Revalorización y Participación Comunitaria y tareferos de Montecarlo.

En medio de los ruidos de tambores y el humo agobiante, Mabel sintetizó los reclamos: El aumento de los planes sociales a 540 pesos, asignación universal por hijo, tarifas sociales para todos los servicios, subsidio interzafra para todos los tareferos y trabajo digno. Sostienen que "el hambre no se tolera, la dignidad no se negocia".

Mediante un escrito fundamentaron sus pedidos. "Mientras los grandes capitalistas buscan cómo salir de esta crisis, que no es una más, sino todo lo contrario, es una crisis estructural que lo único que demuestra es que no puede contener ni dar respuesta a miles y miles de argentinos que padecen hambre y miseria".

"Realidad que se vive en nuestra tierra colorada, donde hay niños que no tienen un plato de comida digna todos los días, niños que salen a curtir sus manos para llevar el pan a sus casas y donde la crisis afecta a todos los sectores, a trabajadores, estudiantes y a tantos desocupados que tratan de sobrevivir día a día; no teniendo respuestas concretas por parte del gobierno provincial y nacional".

Según González, la de ayer "fue una medida nacional diciendo basta al hambre y la miseria en el país. Porque mientras los políticos nos dicen que banquemos la crisis, los que se mueren de hambre son los chicos".

Sostienen que "al parecer al gobierno le interesa más en fijarse quiénes son los que protestan y no en la verdadera consigna de la protesta, porque la miseria se ve más en los barrios y lo que crece en Misiones es la desocupación".

Los que llegaron hasta la ruta Nacional 12 para interrumpir el tránsito, provenían de cinco barrios, como Aeroclub y Manantial. Hombres y mujeres, aseguran que están dispuestos a luchar con este mismo método, hasta obtener respuestas oficiales.

La asistencia desde el Gobierno

Mabel, una de las dirigentes autodenominada piquetera, aseguró que hasta el momento, el Gobierno de la provincia les entregó ticket por 15.000 pesos. "Nos entregaron esta ayuda a la asociación Aníbal Verón y a otras organizaciones, porque saben que van a tener quilombo. Conseguimos además que nos bajen ollas en los barrios, es decir, refuerzos alimentarios para nuestros chicos". Sostuvo que desde Acción Social les brindan asistencia, "pero necesitamos más, porque falta el aspecto laboral que estamos pidiendo desde hace mucho tiempo".

"Nuestro principal reclamo es trabajo digno, porque vivir con 150 pesos de los planes es imposible, a no ser que aumenten los montos de los planes sociales", dijo Cecilia González. "No nos asustan las denuncias ni la represión y de la calle no nos van a sacar", dijeron.

Comentá la nota