“El bloqueo a Gaza no sirve”

Hoy se celebrará en la localidad egipcia de Sharm el Sheik la primera conferencia de donantes para la reconstrucción del enclave palestino. Hillary Clinton llegó con la promesa de fondos de asistencia.
En su primera visita a la Franja de Gaza tras el fin de la ofensiva israelí, el enviado especial para Medio Oriente, Tony Blair, constató sobre el terreno la falta de resultados del bloqueo impuesto al enclave palestino. “No funciona, sencillamente no sirve”, declaró Blair, a la vez que llamó a levantar las restricciones al ingreso de mercaderías al territorio costero palestino. “Todos los pasos fronterizos deben ser abiertos de inmediato para permitir el ingreso no sólo de ayuda humanitaria sino de todos los bienes necesarios para reconstruir la Franja”, señaló el ex primer ministro británico.

Blair hizo sus declaraciones luego de una serie de reuniones con funcionarios de la ONU, empresarios de Gaza y líderes de grupos y asociaciones de la sociedad civil palestina. Todos, en forma unánime, le pidieron al británico que trabajara para aliviar el bloqueo impuesto sobre el territorio a fin de comenzar con un proceso de reconstrucción general que se anuncia largo y dificultoso, en especial el relanzamiento de la economía palestina. Según estimaciones de la ONU, alrededor de 15 mil hogares fueron destruidos tras la ofensiva israelí de 22 días. “La devastación que he visto es enorme. Es necesario encontrar una nueva forma de lidiar con esta situación de forma urgente”, precisó el enviado especial a la región. “A menos que permitamos el ingreso de materiales para reconstruir las casas y mejoremos la situación económica de los palestinos, no habrá perspectivas de paz”, razonó.

La fecha de la visita y el momento de las declaraciones de Blair no son casuales. Hoy se celebrará en la localidad egipcia de Sharm el Sheik la primera conferencia de donantes para la reconstrucción de Gaza, copresidida por Egipto y Noruega y apadrinada por Francia, Italia, Naciones Unidas, la Unión Europea y la Liga árabe. La Autoridad Palestina (AP) ya anunció que prevé solicitar 2800 millones de dólares por concepto de ayuda a la economía y para la reconstrucción del territorio controlado por el movimiento islamista Hamas.

En apoyo de este pedido, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, la invitada más esperada del encuentro, llegó a Egipto ayer por la tarde lista para asistir y poner en práctica lo que se espera sea la nueva política de su país para la región. Además, Clinton no llegó con las manos vacías: trajo consigo un cheque por 900 millones de dólares que el gobierno norteamericano dispuso para ayudar a los habitantes de Gaza.

Este es el primer viaje de Hillary a Medio Oriente desde que fuera nombrada por Barack Obama como jefa de la diplomacia de su país. Tan pronto llegó, la jefa del Departamento de Estado se reunió con su emisario especial George Mitchell, quien a su vez acaba de terminar su segunda gira por la región en menos de un mes. “Voy a trabajar con el emisario especial para intentar progresar hacia un acuerdo negociado destinado a poner fin al conflicto entre Israel y los palestinos, para crear un Estado independiente y viable a la vez en Cisjordania y en la Franja de Gaza, y otorgar a Israel la paz y la seguridad que busca desde hace tiempo y que su pueblo merece”, declaró Hillary. Durante su estadía, la estadounidense se reunirá con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, y el presidente de la AP, Mahmud Abbas, para analizar la eventual conformación de un gobierno de unidad nacional palestino.

Comentá la nota