Bloquean rutas, planta cementera y oficinas públicas en Truncado

Alrededor de 250 trabajadores de la construcción de Pico Truncado nucleados en la UOCRA resolvieron ayer instalar piquetes en las rutas de accesos12 y 43, y también bloquear la planta cementera de Petroquímica, al igual que los obradores de empresas y reparticiones públicas como las delegaciones de la Subsecretaría de Trabajo y del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda.
La medida de fuerza que se venía gestando desde hace varios meses comenzó a tener vigencia a partir de las 13 de ayer y se definió en la asamblea que los obreros realizaron a media mañana en la Plaza San Martín, ubicada frente al edificio central del municipio.

Hasta avanzada la tarde de ayer, en las rutas mencionadas que comunican con Caleta Olivia y Las Heras, sólo se permitía el tránsito de automóviles particulares y micros, no así de camiones de carga y de toda la flota de la actividad petrolera, en tanto que en la planta cementera no se permitía el acceso de camiones que debían ingresaron con áridos ni tampoco la salida de los que transportaban el producto elaborado, desconociéndose si el bloqueo había afectado las tareas de fabricación de cemento.

CAUSALES

Según Omar Rojas, máximo referente de la Unión Obrera de la Construcción en Pico Truncado, los piquetes fueron el último recurso que tenían los trabajadores para revertir el fuerte receso que está teniendo la obra pública en la zona norte santacruceña, particularmente en esa localidad.

Es que, según explicó, varias empresas constructoras dejaron de pagar salarios desde hace varios meses porque la provincia tampoco les cancela los certificados de obras. Ello llevó incluso a que se paralizaran dos planes de viviendas y recientemente numerosos obreros de las empresas Gancedo y Gotti comenzaron a recibir telegramas de despido por la recesión laboral.

"Nuestra situación es desesperante" dijo Rojas a Diario Patagónico al ser contactado telefónicamente a media tarde, indicando además que de no mediar alguna respuesta a sus reclamos las medidas de fuerza irían tornándose más severas.

Horas antes, al dirigir la palabra en la asamblea, Rojas pidió que cuando se tomara la cementera todo se hiciera en forma pacífica, sin dañar instalaciones ni agredir a los trabajadores que de desempeñan en esa fábrica "que no tienen nada que ver".

Comentá la nota