Bloquean Los Perales y prevalece la calma entre sectores en pugna

Caleta Olivia (agencia)

En la ciudad de Las Heras, lugar donde se vive más a flor de piel la interna gremial, la situación se mantuvo tranquila, a pesar de que un grupo de operarios había decidido hace tres días levantar el paro, en disonancia con las medidas determinadas por el Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz.

Los que no acataron al sindicato, entonces, fueron a las bases de algunas empresas pero no salieron a trabajar debido al piquete de los que sí están en huelga, instalados desde las 9 de la mañana en el ingreso a uno de los yacimientos más productivos de YPF, Los Perales-Las Mesetas, a pocos kilómetros al noroeste de Las Heras.

Algunos delegados en las empresas intentaron calmar los ánimos de las bases. Trágicos son los hechos que se recuerdan. La memoria histórica de los trabajadores petroleros siempre vuelve sobre el caso Sayago.

"En Las Heras los que están con nosotros representan más del 75 por ciento", dijo un miembro de la Comisión Directiva, y volvió a acusar de "traidores" a los que desistieron de seguir con el paro.

Pero, consultado por este diario, el delegado disidente, de Oleosur, Néstor Rivera, recalcó que "la asamblea es soberana" y que se "respeta la decisión de algunos compañeros de levantar el paro", por el temor que les causó "la llegada de telegramas de despidos" por parte de las empresas.

En tanto, desde Caleta las autoridades sindicales pedirán sanciones a los delegados de Las Heras que viajaron "en un vuelo charter, pagado quién sabe por quién, a Buenos Aires, a ponerse de acuerdo con la Federación Argentina Sindical del Petróleo y Gas Privados (FASPyGP) y chicanearnos ante las operadoras".

"Por culpa de esos vendidos llegamos a esta situación sin que quieran pagar los días caídos", dijo un delegado orgánico, de apellido Licanqueo, desde el corte en la ruta Nacional 3.

"Víctor Oñate, Miguel Zárate, Barrientos, Bucay, Acosta; esos son los que nos traicionaron", enumeró.

Pero en Las Heras, Rivera quiso poner paños fríos a la situación. "Entre compañeros no nos vamos a pelear. Están los que decidieron acatar al sindicato y los que decidieron levantar el paro. Respetamos lo que hayan decidido", dijo.

Aún así, esos delegados que se desprendieron del sindicato permanecían al cierre de esta edición en Buenos Aires, sin resultados a la vista.

Comentá la nota