Con un bloque oficialista unido, el próximo martes se aprobaría CRESE

El Concejo Deliberante de la ciudad puso como fecha el 2 de diciembre para resolver, en segunda lectura, la aprobación de la empresa estatal de residuos CRESE, que iniciaría sus tareas el 1 de febrero de 2009.

El recinto deliberativo de la ciudad, luego de haber resuelto en la sesión de ayer prorrogar hasta el 3 de diciembre inclusive las sesiones ordinarias 2008, se apresta a dar su apoyo para la creación de la empresa estatal de residuos CRESE que cubriría, en principio, la zona norte de la Capital cordobesa; mientras que el centro y el sector sur seguirían en manos de Cliba. El proyecto de Córdoba Recicla SE se aprobó en primera lectura con el voto de 23 concejales luego de arduas negociaciones del intendente Giacomino, a menos de 24 horas de iniciar la sesión en el recinto deliberativo, con algunos de los miembros de su bloque. En ese momento, la influencia que ejerció el ex intendente Luis Juez sobre parte de los integrantes del bloque oficialista fue indisimulable. Al menos 11 de los ediles del Frente Cívico y Social habrían cuestionado el proyecto del Ejecutivo municipal. Pero la primera parte tuvo un final feliz para Giacomino el 13 de noviembre pasado. El bloque oficialista y el de UPC completos, más los radicales Eduardo Conrad y Guillermo Farías y además el olguista disidente Fernando Masucci sumaron 23 votos de 21 que se necesitaban (las 2/3 partes de los presentes) para avalar en primera lectura la creación de CRESE.

Hoy, algunas semanas después, las cosas parecen estar más distendidas dentro del oficialismo luego de algunas reu-niones de bloque que llevaron a una autocrítica interna y que han devuelto a los concejales, al menos por ahora, una cohesión que estuvo al borde de quebrarse horas antes de la concreción de la primera lectura de CRESE. Inclusive, parece el Frente Cívico y Social tener la mirada más enfocada en los proyectos de revalúo inmobiliario y Presupuesto 2009 que en CRESE, empresa que, si nada raro sucede, ya es un hecho para los cordobeses. En el mismo sentido, durante la reunión del bloque oficialista de ayer y antes de dar inicio a la sesión, se hizo presente en el Concejo Fernando Cámara, subsecretario de Ambiente municipal, informando en qué situación está el armado de la empresa y los planes de estrategia para optimizar la recolección de basura. El mismo explicó a los concejales oficialistas las negociaciones que el municipio ya habría concretado para la adquisición de vehículos y herramientas pertinentes y así comenzar a prestar el servicio, que iniciaría el 1 de febrero, un día después de que caduque el contrato extendido a Cliba.

Con respecto a si los 23 votos positivos del 13 de noviembre pasado se repetirían en la sesión del martes próximo, fuentes del oficialismo aseguraron a este medio que “los 23 votos estaban asegurados, por lo que CRESE no corría riesgo de ser aprobada”.

Vecinos serían controladores

Luego de la audiencia pública que se realizó el lunes pasado y que tuvo a 35 expositores haciendo uso de la palabra para aportar sugerencias, entre muy pocos cuestionamientos, desde la Comisión de Servicios Públicos se ha encontrado asidero a algunas propuestas planteadas por los vecinos y ahora se busca la manera de implementarlas. En la reunión de comisión de hoy serán puestas en consideración algunas modificaciones, teniendo en cuenta que la mayoría de los oradores en la audiencia pública del lunes reclamó participación vecinal en el órgano de control y fiscalización de la empresa. Esta iniciativa de los vecinos apunta a no repetir la experiencia de la TAMSE, creada por Luis Juez y que no es la experiencia piloto más feliz de la creación de una empresa estatal.

Por otro lado, los representantes de los carreros habían solicitado durante la misma audiencia que se los incluya en los trabajos de recolección de residuos, reclamo de vieja data que tendría un espacio dentro de la nueva estructura municipal.

Regulación en piletas de natación

Se aprobó el proyecto de ordenanza que regula las condiciones higiénicas, sanitarias, técnicas y seguridad que deben reunir los establecimientos dedicados a la actividad de las piletas de natación. La autoridad de aplicación de la futura ordenanza será la Dirección de Deportes, siendo Habilitación de Negocios la encargada de expedir la habilitación municipal. El proyecto fue iniciado por distintos bloques y entre sus puntos más importantes se destaca que cada natatorio deberá tener un acceso que permita el ingreso a personas con discapacidad. Las piscinas existentes que aún no tengan estas instalaciones tendrán un año desde la promulgación de la ordenanza para así hacerlo. Además, el proyecto prohíbe la existencia de trampolines y palancas de saltos, con la excepción de las habilitadas para saltos ornamentales.

En cuanto al personal que trabaje en estos establecimientos deberá poseer libreta sanitaria municipal y estarán obligados a realizar anualmente el curso de reanimación.

Comentá la nota