"Blooper" legal traba la suba al Suoem

Concejo. El martes se trata. Los ediles se resisten a votarla porque viola la flamante ordenanza del tope salarial del 60%
Crónica de una contradicción anunciada. Así podría llamarse este nuevo episodio de la telenovela municipal, cuyo escenario en esta oportunidad es el Concejo Deliberante.

En medio de una caótica sesión que el Suoem intentó detener con violencia, el cuerpo aprobó el 12 de noviembre el proyecto enviado por la intendencia que establece que, al cierre de este año, el gasto salarial del municipio no puede llevarse más del 60 por ciento del total de ingresos. El 4 de diciembre, con su publicación en el Boletín Municipal, la norma fue promulgada y entró en vigencia. Sin embargo, el próximo martes los ediles deberán decidir si sancionan una ordenanza que, según admitió el propio intendente Daniel Giacomino, violará la norma aprobada apenas un mes atrás. Se trata del último aumento salarial otorgado por el Ejecutivo a los empleados municipales: 300 pesos no remunerativos para noviembre, una suba del 13 por ciento no remunerativo en diciembre, enero y febrero, y un incremento del 10 por ciento, en blanco, en marzo.

También se acordó un ajuste del 100 por ciento del ítem "jerarquización" desde febrero.

El intendente admitió que el incremento terminará de hacer imposible cerrar el año con el gasto salarial en el 60 por ciento ("se pasará unos puntos", dijo). Y en el Concejo, los cálculos de los ediles lo confirman. "Nuestra estimación es que se llevará el 68 por ciento de los ingresos", señaló Graciela Treber (vicentista).

Eso implica que votar afirmativamente el aumento salarial será una clara violación a la ordenanza de tope, contradicción legal en la que quedó entrampado el cuerpo.

El tema es blanco de un intenso debate desde la semana pasada, y deberá quedar resuelto en la sesión del martes, día pautado para tratar el proyecto.

Las posiciones. Los bloques de la UCR y Eva Duarte (olguismo), que votaron afirmativamente la ordenanza de tope, adelantaron que de "ninguna manera" aprobarán el aumento, y criticaron duramente al intendente Daniel Giacomino por impulsar dos ordenanzas que son contradictorias. En tanto, las bancadas juecistas y vicentistas, que el 12 rechazaron el tope, aseguraron que no quieren "trabar" el infructuoso acuerdo cerrado entre Giacomino y el Suoem. Pero advirtieron que la contradicción legal existe, y que aprobar la suba sería violar una ordenanza vigente. "Eso pone en riesgo al propio intendente, que podría ser acusado de violar los deberes de funcionario público", señaló Susana Frosi, del juecismo.

En estos dos últimos grupos, se analiza la posibilidad de suspender, al menos en forma transitoria, la ordenanza de límite al gasto.

Claro está, a pesar de que ambos bloques consideran casi un absurdo la situación planteada, son los únicos que no lidian con el costo de haber apoyado la primera norma. "Cuando debatimos el tope yo advertí que pasaría esto, que si lo aprobábamos no íbamos a poder sancionar, por ejemplo, un balance del ejercicio que muestre un gasto superior a eso. Esa norma era innecesaria porque manejar el gasto es una facultad del intendente", señaló Treber. "De todas maneras, está vigente, así que habrá que ver una manera de solucionar la situación sin vulnerar los derechos de los trabajadores", agregó.

Con el apoyo de esos dos bloques, el giacominismo tendría la chance de impulsar una suspensión o derogación del tope que abra el camino a sancionar el aumento.

En cambio, la posición de radicales y olguistas es irreductible. "La sociedad se nos va a matar de risa si modificamos la ordenanza que sancionamos hace un mes, que encima costó muchísimo aprobar, en medio de incidentes", opinó Olga Riutort. "El aumento no sólo viola la ordenanza del 60 por ciento, sino también la que establece la escala salarial en forma decreciente a partir del sueldo del intendente", agregó Marcelo Cossar. Sucede que el aumento deja afuera a la planta política del municipio.

Cronología.

12/11. En una sesión cortada por el Suoem con violencia, el Concejo sanciona la ordenanza que obliga a que el año cierre con un gasto salarial no mayor al 60% de los ingresos.

30/11. Giacomino otorga a los municipales una suba salarial de 300 pesos noviembre, y 13% en diciembre, enero y febrero, entre otros puntos. Con eso, el gasto salarial de seguro no cerrará 2009 por debajo del 60%.

15/12. El aumento será tratado por el Concejo (requiere su OK).

Comentá la nota