Blejer rechazó al FMI, pidió por el INDEC y no niega bajar retenciones

El ex presidente del BCRA confirmó que será un consejero informal del ministro, pero sin puesto fijo en el Palacio de Hacienda. Dijo que hay que "resolver el problema del INDEC", no recomendó tomar crédito y opinó que el dólar así está bien.
El ex presidente del Banco Central Mario Blejer confirmó que se sumará al equipo de asesores del ministro de Economía, Amado Boudou, pero como "consejero informal", sin tener un puesto fijo en la estructura del Palacio de Hacieda.

En diálogo con Radio Mitre, Blejer se refirió a la necesidad de normalizar las estadísticas del INDEC, habló de la rebaja de las retenciones a los productos agropecuarios y fijó su posición en la disyuntiva sobre el retorno al Fondo Monetario Internacional. Curiosamente, de sus declaraciones se desprenden algunas diferencias con los temas que Boudou tiene en carpeta.

INDEC. A pesar de que Boudou volvió a ratificar a Guillermo Moreno en la Secretaría de Comercio Interior, Blejer aseguró que es necesario darle "credibilidad" a las cifras del organismo intervenido por el Napia desde fines de 2007. "Hay que resolver el problema del INDEC", dijo sin dar dellates y precisiones, pero aceptando que hay inconvenientes en la elaboración de datos oficiales. "Yo creo que es importante, es algo que yo también le voy a decir", reafirmó el economista doctorado en la Universidad de Chicago.

FMI. "No necesitamos créditos ni programas con el Fondo, pero necesitamos de una manera u otra retomar una relación normal, en esas condiciones podría bajarse en forma extrema el riesgo país", dijo el doctor en Economía, quien también se desempeñó en las filas del organismo internacional: fue consejero Asuntos Monetarios e Intercambio y del Departamento de Asuntos Asiáticos.

De esta manera, Blejer echó por tierra la posibilidad que la Argentina vuelva a pedir un crédito en lo inmediato, aunque consideró que retomar una relación "normal" con el organismo multilateral permitiría una reducción del nivel del riesgo país. En la agenda económica de Boudou figuraba volver al FMI en 2010.

Blejer, que también oficia de consejero del Banco de Inglaterra, opinó que el Gobierno debería trabajar para "recomponer la relación con comunidades financieras, solucionar el problema del club de París, de los holdouts (bonistas que no entraron al canje de deuda) y de alguna manera hay que normalizar la relación con el FMI".

RETENCIONES. El ex mandamás del Banco Central también sostuvo que "en este momento" las retenciones a las exportaciones resultan una herramienta que "cumple una función fiscal importante". Si bien consideró la opción de bajar las retenciones, Blejer aclaró que "hay que tener en cuenta algo mucho más importante: mantener el equilibrio fiscal".

"Sería muy bueno poder bajar el nivel de retención impositiva, pero para eso necesitamos saber con qué se reemplaza; la estabilidad fiscal domina el problema, la distorsión que pueda causar cualquier impuesto en particular", apuntó. Bouduo se había expresado casi explícitamente sobre el tema: no quiere tocar las retenciones a la soja , aunque acepta una discusión con los referentes del campo sobre cambios en el negocio lechero y en el de la carne.

DÓLAR. Consideró que el país está "muy cómodo" con el actual tipo de cambio, a $ 3,79 para la compra y a $ 3,82 para la venta. La expectativa de Boudo es que la actividad volverá a crecer de manera vigorosa no más allá de octubre. Y, en ese escenario, la cuestión pasa por si conviene deslizar el tipo de cambio. La idea es habilitar una suba gradual del dólar, no más allá de los $ 4,20 antes de que llegue el verano. Un escenario que le serviría para desahogar las golpeadas cuentas fiscales. Y propiciar un más rápido despegue de la economía.

DIÁLOGO. Finalmente, Blejer destacó que desde el Gobierno "hay una apertura al diálogo" y que le recomendará a Boudou "convocar a un número de economistas a ofrecer sus puntos de vista sobre la situación".

Comentá la nota