Blejer contra Kirchner: sin estadísticas fiables, las tasas no bajarán

Desde el atril de campaña y con el moderado tono electoral que adoptó, el ex presidente y candidato a diputado por el oficialismo Néstor Kirchner instaló el debate el lunes, al pedirle al banquero Jorge Brito, titular de Adeba y el banco Macro, que bajen las tasas de interés. La respuesta llegó desde otro banco. El flamante director por el Estado en el Banco Hipotecario Mario Blejer aseveró: "Mientras no haya estadísticas fiables ni confiables, no se sabe si las tasas son altas o bajas, porque no se sabe cuál es la inflación real en este momento".
Blejer, en diálogo con radio Mitre, habló de las inminentes créditos hipotecarios a tasa fija que la entidad destinará a la clase media con el fondeo de la ANSeS. Luego se refirió a las declaraciones de Kirchner: "El Gobierno debería arreglar las estadísticas para que se pueda saber primero en qué nivel están las tasas; hay falta de claridad sobre las estadísticas", dijo, en clara alusión a las publicaciones del Indec.

El ex titular del Banco Central no fue el único que ayer recogió el guante. La presidenta del Banco Nación, Mercedes Marcó del Pont, defendió la postura del Gobierno y racalcó que "históricamente, en momentos en los que hay incertidumbre en el sistema financiero, los bancos aprovechan para maximizar ganancias, restringiendo el crédito, aumentando las comisiones y los spreads entre tasas activas y pasivas".

En un seminario sobre la crisis global organizado por el Centro de Economía y Finanzas para el Desarrollo de la Argentina (Cefid-Ar), dijo que en el país los bancos cuentan "con elevada liquidez, pero (hay) una restricción muy fuerte en materia financiera". Luego, en diálogo con la prensa, cargó contra los bancos privados y puso como ejemplo al Nación: "No hay un número mágico de tasa de interés, pero el Banco Nación asume su rol anticíclico, tiene liquidez y privilegia la actividad productiva y a las pymes", dijo, y recordó que la entidad estatal ofrece préstamos a tasa fija del 14% a 5 años, "otorga $ 50 millones por semana y no pierde plata".

Marcó del Pont dijo que los altos spreads entre las tasas activas y pasivas de los bancos –es decir, la diferencia entre lo que pagan por tomar dinero y lo que cobran por prestarlo– no se justifican porque, según los últimos datos proporcionados por el Banco Central, "se estabilizó" la salida de depósitos en pesos. "Aún en pesos, existe una elevadísima capacidad para prestar", remarcó.

Desde el Central intentaron quitarle efervescencia al tema. Una alta fuente sostuvo que es posible que las tasas activas bajen porque "vamos a tener un aumento en los depósitos en pesos", lo que debería repercutir en menores costos para otorgar créditos. "Por el momento, no evaluamos ninguna medida que tienda a provocar una baja de tasas", dijo. Pero admitió que "el spread (que cobran los bancos) es alto".

Comentá la nota