Blatter: "Hasta el 26 de febrero, mi misión es defender a la FIFA de los ataques externos"

Blatter:

El presidente de la FIFA brindó una áspera conferencia de prensa en la que ratificó que no será candidato y que su gestión culminará el día de la elección

La jornada se anticipaba como complicada para Joseph Blatter . Su decisión de brindar una conferencia de prensa, minutos después de definir que las nuevaselecciones presidenciales de la FIFA serán el próximo 26 de febrero, era abrirle la puerta a preguntas directas, difíciles, ásperas.

Una broma protagonizada por el comediante británico Lee Nelson, quien a dos metros del dirigente, le arrojó una lluvia de dólares falsos, sorprendió e incomodó a Blatter, que se disponía a comenzar la conferencia.

El dirigente de 79 años anunció su decisión de convocar un nuevo congreso electoral pocos días después de ser reelegido en mayo para un quinto mandato, acosado por el escándalo de corrupción que sacudió a la FIFA. Blatter prefería que la fecha de la nueva votación fuera a principios del próximo año, como finalmente decidió el comité ejecutivo celebrado hoy en la sede del organismo en Zúrich.

 Sus rivales en el gobierno de la FIFA, principalmente los representantes de Europa liderados por el francés Michel Platini, jefe de la UEFA, abogaban por celebrar la elección antes de Navidad.

Según informaciones de dpa, numerosos países de Europa, Asia, Sudamérica y Norte- y Centroamérica pidieron al jefe de la UEFA que sea candidato a dirigir el ente rector del fútbol mundial.

Platini no comunicó aún si tiene intención de presentarse a la elección. El francés renunció el año pasado a enfrentarse a Blatter en la votación que se llevó a cabo en mayo en Zúrich, donde el suizo se impuso al jordano Ali bin al Hussein.

Sin embargo, Platini podría dar el paso ahora que Blatter parece debilitado por el escándalo estallado justo dos días antes de la votación de finales de mayo, cuando la policía suiza detuvo en Zúrich, a petición de la fiscalía de Estados Unidos, a siete altos dirigentes futbolísticos acusados de corrupción.

En total, catorce personas están imputadas en una investigación llevada a cabo por el FBI, en la que presuntamente se destapó un esquema de pago y recepción de sobornos por la venta de torneos internacionales en las Américas.

Los principales afectados son dirigentes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y de la Confederación del Norte, Centroamérica y el Caribe (Concacaf).

La conferencia de prensa de Blatter. El suizo respondió de acuerdo al tono de cada consulta. Se incomodó ante preguntas punzantes en las que intentó eludir la respuesta directa y utilizó la ironía frente a preguntas, valga la redundancia, irónicas. En ese contexto, Blatter aseguró que "la FIFA está cooperando con las investigaciones relacionadas con las sospechas de corrupción."

Además, explicó por qué cambió de parecer apenas tres días después de haber sido reelecto: "Pasó algo muy, muy especial. La presión sobre la FIFA, no sobre mí, sino sobre la entidad, y la interferencia política, provocó que yo haga algo muy especial. En términos futboleros, he pateado la pelota afuera, para detener algunas cosas. Pero sigo siendo el presidente elegido, y como tal estoy hablando aquí. Hubo presiones que llegaron desde diferentes grupos, que atacaron a la FIFA, incluída parte de la prensa, que me hicieron pensar seriamente hacer algo por la FIFA y no por mí. Por eso, mi misión es defender la institución FIFA. Yo puedo defenderme solo, pero ahora mi misión es defender a la FIFA. Soy el responsable de eso.

Blatter descartó además presentarse otra vez al cargo. "No seré candidato en la elección de 2016. No puedo ser el próximo presidente porque sería un presidente viejo. No tan viejo, pero viejo", sostuvo con una leve sonrisa. Al igual que cuando anunció el llamado a nuevas elecciones, el suizo se cuidó otra vez de pronunciar la palabra "renuncia". En ese sentido, en dos ocasiones lo presionaron para que la diga. Y Sepp los gambeteó de nuevo.

La primera vez fue cuando le dijeron que, si él no había renunciado, si desde el 26 de febrero de 2016 la FIFA iba a tener dos presidentes. La respuesta del dirigente fue: "De ninguna manera. Es una consecuencia lógica. En el momento en que se elija a un nuevo presidente, un presidente le pasará el mando al otro. Jamás hubo ni habrá dos presidentes, a menos que se cree una nueva FIFA que cumpla el mismo rol pero que tenga un nuevo nombre".

Sobre el final, la prensa insistió sobre el asunto, cuando un periodista le preguntó: "¿Por qué cree que si ha renunciado, debe estar ocho meses más en su cargo?", a lo que Blatter le respondió: "Usted está equivocado. Yo no abandoné las funciones. Sigo siendo el presidente de la FIFA y estaré cumpliendo ese cargo hasta el 26 de febrero próximo. Lo más importante ahora es cuidar la imagen de la FIFA. Yo jamás en mi vida he renunciado a nada."

Coment� la nota