Blanqueo: prórroga de dos horas y 170.000 solicitudes

El Gobierno cerró ayer el plazo para adherir al blanqueo, el acuerdo fiscal que incluía moratoria impositiva y previsional y la posibilidad de repatriar capitales con beneficios impositivos.
Desestimó así el pedido de extensión de los plazos que habían elevado diferentes sectores privados y asociaciones de profesionales. No obstante, dejó abierta la posibilidad de presentarse personalmente en las oficinas de la AFIP (entre las 10 y las 12 de hoy) a todos los que hubieran tenido problemas con la declaración por Internet.

Los resultados definitivos del plan iniciado en marzo serán comunicados hoy por el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray. Se estima que unos 170 mil contribuyentes ingresaron al programa, con un mayor interés (cerca del 60%) por la moratoria impositiva. De acuerdo con las primeras estimaciones, el plan de repatriación de capitales fue un imán para las operaciones inmobiliarias: permitió ingresar dinero pagando el 1%, en vez del 35% que cuesta normalmente.

Se calcula que fuera del país y en el colchón, hay unos US$ 150 mil millones (tres veces las reservas internacionales del país). Los estudios privados más optimistas calculan que pueden haberse recuperado unos US$ 10 mil millones.

Hasta las seis de la tarde del viernes, la AFIP había computado 137 mil declaraciones juradas, cifra que durante los últimos días se habría elevado por encima de los 170 mil. Uno de los motivos que se esgrimieron para requerir la postergación en los plazos fue la gran cantidad de interesados que se presentaron al cierre.

En cambio quedó abierto, hasta el 28 de enero de 2010, el programa para la regularización laboral, que apunta a reducir la informalidad en el empleo mediante bonificaciones impositivas para los empleadores.

Comentá la nota