Blanqueo y moratoria para incentivar la inversión.

El ministro de Economía Jorge Jiménez fue el encargado de presentar en sociedad el proyecto que será girado a la Legislatura para su tratamiento.
Las primeras señales se vieron en el último trimestre del año pasado, cuando la crisis financiera internacional comenzó a impactar en la economía formal. Los especialistas advirtieron que era cuestión de tiempo que la incipiente recesión mundial se agravara a pesar de los esfuerzos de las principales potenciales mundiales.

Argentina no podía estar al margen de semejante debacle mundial y el Gobierno Nacional comenzó a anunciar una batería de planes para estimular el consumo y mantener el nivel de actividad económica y empleo.

El gobernador José Alperovich también avizoró negros nubarrones en el horizonte y prácticamente a diario alertaba sobre la necesidad de prepararse para campear un temporal que nadie está en condiciones de predecir hasta cuándo se extenderá ni cuáles serán sus efectos definitivos.

Una de las consecuencias visibles del desastre es la caída de ingresos, tanto por impuestos provinciales como de fondos coparticipables. A menor actividad, menor consumo, y con el crédito acotado por lo caro de dinero, son pocos los privados que se atreven a planificar inversiones millonarias, con lo el círculo vicioso tiende a agravarse.

Ante lo complicado del panorama por la merma de dinero, desde el Poder Ejecutivo Nacional lanzó un plan de blanqueo de capitales y una generosa moratoria impositiva, que pasaron el filtro legislativo y ambas iniciativas fueron reglamentadas por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Ahora, que se conoce de manera exacta el mecanismo que se aplicará, el Gobierno de la provincia prepara un proyecto de Ley similar para fomentar el regreso de capitales. El anuncio corrió por cuenta del ministro de Economía Jorge Jiménez, quien adelantó que la iniciativa se enviará a la Legislatura cuando el gobernador Alperovich retorne de su viaje por Miami.

La medida, según precisó el funcionario, también implicará una "amplia moratoria" tributaria, que tendrá como fecha tope los impuestos vencidos al 31 de agosto de 2008.

En conferencia de prensa, Jiménez señaló que el programa de Blanqueo de Capitales "se va realizar con las mismas características de la Nación, es decir con mecanismo de rebaja de impuestos para aquellos inviertan en Tucumán fondos radicados en el extranjero".

El titular de la cartera económica añadió que también habrá una "moratoria para organismos provinciales, municipalidades y comunas rurales, para que todos puedan acceder de una manera mucho más razonable".

Según precisó Jiménez, "esta medida tributaria va a hacer coincidir la fecha tope del 31 de agosto como lo marca la moratoria de la AFIP", aunque admitió que podrían tomarse algunas consideraciones puntuales, teniendo en cuenta que desde la Federación Económica reclamaron que la moratoria también contemple los impuestos impagos del primer semestre de 2008. "Vamos a hacer consideraciones en el medio", señaló.

No obstante, el Ministro dejó en claro que "los contribuyentes que quieran acceder a la moratoria van a tener que seguir pagando al día los impuestos".

El funcionario estimó que los proyectos serán remitidos al Parlamento provincial para su aprobación cuando el gobernador José Alperovich regrese a la provincia, aunque aclaró que. "hay tiempo entre marzo y agosto para aprobarlo".

En otro orden de consideraciones, al ser consultado sobre los reclamos sindicales sobre una mejora en los salarios de los empleados públicos, el Ministro de Economía sostuvo que "el Gobierno está analizando todos los pedidos". Sin embargo, reiteró que cualquier posibilidad de aumento estará supeditado a lo que defina al respecto el Poder Central.

"Lógicamente una vez que se defina, vamos a pedir plata a la Nación. La esperanza es que los acuerdos que se lleguen sean razonables a las necesidades financieras que hay en la Argentina en el mundo, para que el acuerdo sea permanente en el tiempo", subrayó.

Finalmente, Jiménez confirmó que las próximas horas estará lista la línea de crédito de 500 pesos para los empleados públicos, ya que aún faltan definir detalles operativos con el Banco Macro. "Será de 500 pesos a devolver en tres cuotas y estará disponible para todos", dijo Jiménez.

Comentá la nota