El blanqueo impositivo incluirá a las propiedades inmuebles

El blanqueo impositivo incluirá a las propiedades inmuebles
Además de la repatriación de dinero en efectivo, el blanqueo también abarcará las propiedades no declaradas en el país. Buscan sumar apoyo de las provincias
En un círculo reservado y contra reloj, el Gobierno apura la reglamentación del blanqueo impositivo para darla a conocer antes de fin de mes. La letra chica incluirá las propiedades inmuebles no declaradas para quienes pretendan ponerse al día con el impuesto a los bienes personales. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) negocia con las provincias la adhesión a los beneficios de los tributos locales. Ayer hubo contactos con Mendoza y Tucumán. Temen que se repita el caso de la Ciudad de Buenos Aires que no adhirió a la iniciativa del kirchnerismo.

Según la Ley 26476 que creó el régimen de regularización impositiva, promoción y protección del empleo registrado, exteriorización y repatriación de capitales, quedaron comprendidos en el perdón fiscal otros bienes y activos además de las divisas. Será misión del flamante administrador federal de ingresos públicos, Ricardo Echegaray, hacer la lista de los bienes incorporados.

La ley estipula que se deberán presentar declaraciones juradas para los bienes cuya situación se regularice, incluso si estos bienes se encuentran a nombre del cónyuge del contribuyente o de sus ascendientes en primer grado de consanguinidad, una situación usual en el caso de los inmuebles.

Además del impuesto a las Ganancias, el de mayor presión tributaria, el perdón fiscal incluyó explícitamente el impuesto a los Bienes Personales y el impuesto a la Transferencia de Inmuebles de Personas Físicas.

Se apunta no sólo a repatriar los capitales fugados al exterior, que por la crisis de confianza serán difíciles de convencer, sino también regularizar el dinero bajo el colchón y las propiedades no declaradas en el país y que la declaración de los activos en la Argentina tenga un impacto positivo en la recaudación tributaria.

Resta definir si en la declaración del inmueble el propietario deberá pagar 8% del valor del activo declarado, como los capitales que se traigan del exterior en caso de no destinarlos a inversión, o si la alícuota será menor, dado que deberá cancelar la multa con recursos adicionales para no desprenderse del inmueble.

Ayer Echegaray se reunió con el gobernador de Mendoza, Celso Jaque. La provincia apoyó la iniciativa de repatriación de capitales que impulsa el Gobierno Nacional y Jaque envió a la Legislatura un proyecto para incentivar el retorno de bienes a cambio de beneficios fiscales. Con el mismo fin Echegaray se reunió también con el ministro de Economía de Tucumán, Jorge Jiménez.

La provincia de Buenos Aires picó en punta con promesas para los que traigan capitales a la región. La ley de blanqueo de bonaerense propone implementar un régimen de crédito fiscal que permitirá cancelar los impuestos provinciales por hasta $ 250 millones para quienes estén dispuestos a repatriar fondos del exterior. Los inversores que destinen su dinero en un mínimo de dos años a emprendimientos industriales, agroganaderos, construcción de inmuebles, obras de infraestructura o inversiones inmobiliarias podrán acceder a un crédito fiscal equivalente al 1% de la inversión que realicen en la provincia.

De esta forma, y ayudado por los gobernadores K, el oficialismo busca por diferentes vías que el blanqueo sea lo más amplio posible y tenga éxito. Para eso, debería recaudar al menos 3.000 millones de pesos, el 1% de la recaudación como fue el promedio histórico para estos perdones.

La ley sancionada en diciembre prevé que quienes se acojan al régimen de repatriación de capitales obtendrán beneficios impositivos si el dinero se destina a la compra y construcción de viviendas, inversiones agropecuarias, industriales y en turismo.

Comentá la nota