Blanqueo: habrá un menú más amplio para invertir en bonos

Se podrá aplicar el dinero a emisiones primarias y también a bonos ya emitidos.
A menos de un mes de cerrarse el plazo para adherir al blanqueo de capitales impulsado por el Gobierno, la AFIP volvió a modificar la normativa que aprobó el Congreso. Ahora, amplió las posibilidades de inversión para aquellos contribuyentes que destinen el dinero "blanqueado" a la compra de títulos públicos.

Hasta ahora, según la Resolución 2537 emitida por el organismo que lidera Patricio Echegaray, se permitía invertir el dinero (y pagar una alícuota equivalente al 3% del capital exteriorizado) en la suscripción primaria de títulos públicos nacionales, es decir las que se realizaran después del 31 de agosto (fecha de cierre del blanqueo).

Pero ayer se publicó en el Boletín Oficial la Resolución 2650 que amplía el menú a seis títulos públicos (tres en dólares y tres en pesos) que ya se negocian en el mercado argentino.

Los bonos en dólares son el Bonar VII (vence en 2013), el Boden 2015 y el Bonar X (2017).

En el caso de los bonos en pesos, se admitirán el Bonar 2013, el Bonar 2014 y el Bonar 2016 (el que fue suscripto íntegramente por la ANSeS a cambio de letras de corto plazo). En todos los casos, los bonos que se compren no podrán ser vendidos por dos años.

Lo destacable del menú de bonos en pesos es que son todos títulos emitidos a tasa variable BADLAR. Es decir, que no se admitirán inversiones en bonos en pesos que ajusten por inflación (CER).

Es una señal más de que los títulos ajustables por CER más temprano que tarde serán retirados de circulación por el Gobierno, un proyecto ya mencionado por el ministro de Economía, Amado Boudou. De esta manera, las autoridades se sacan de encima la queja del mercado de que, por "dibujar" la inflación, se perjudicó a los inversores.

La intención detrás de esta nueva normativa de la AFIP es clara: el Gobierno busca mejorar las condiciones para que crezca el interés de los inversores en los papeles de la deuda. Así, el equipo de Boudou podría acercarse al declarado objetivo de reinstalar a la Argentina en el mercado voluntario de deuda, un lugar del que debió retirarse hace más de un año y medio. Y al que necesita volver para refinanciar los vencimientos, sino de este año, seguro del próximo.

Comentá la nota