El blanqueo enfrenta a la AFIP con los bancos

Por: Pablo Wende

La apertura de una cuenta especial para el blanqueo de capitales enfrenta duramente por estas horas a la AFIP con los bancos. Ocurre que faltando menos de tres semanas para que culmine el plazo para blanquear (al menos si no hay prórroga) sólo una entidad, el Banco Nación, tiene disponible esa cuenta. En cambio, hasta ahora ninguna entidad privada ofrece esta alternativa para sus clientes.

El titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, llamó a distintos banqueros en los últimos días para que aceleren esta apertura, sin la cual resulta imposible blanquear los fondos que se mantienen en el «colchón» o en cajas de seguridad. Según pudo averiguar este diario, al Nación se sumarían en los próximos días el Banco Provincia (el gobernador Daniel Scioli adhirió al blanqueo en su distrito, aunque se trabó en la Legislatura provincial) y el Credicoop.

En las entidades responden que en realidad no procedieron a la apertura simplemente porque no tuvieron solicitudes para hacerlo, ya que el blanqueo marcha a fuego más que lento. Pero, por lo bajo, reconocen que son ellos los que deben controlar si el dinero a blanquear fue generado de manera lícita. Y prefieren no realizar investigaciones exhaustivas sobre sus clientes que, en definitiva, podrían terminar denunciados ante la Unidad de Información Financiera (UIF), que se encarga de perseguir los delitos vinculados al lavado de dinero y al narcotráfico. Por lo tanto, el riesgo resulta demasiado elevado en relación con el beneficio.

Las resoluciones reglamentarias disponen que el público o las empresas que blanqueen dinero que ya tienen en el país (pero sin declarar) deben obligatoriamente depositar la totalidad de la suma en un «plazo fijo especial con afectación específica». Esto significa que el dinero debe mantenerse inmovilizado hasta que se efectúe la inversión. Para eso, la AFIP da plazo hasta el 31 de agosto de 2010 para que el inversor le dé destino concreto a los fondos (por ejemplo, compra de inmuebles). En caso contrario, no podrá retirarse la suma en cuestión. En el caso de que los fondo se apliquen a actividades productivas, la tasa a pagar es del 1%.

Segundo escenario

Existe otra alternativa, que es blanquear ese dinero, pero sin comprometerlo a inversiones. En este segundo escenario, la tasa ya salta al 6% y debe quedar inmovilizado por dos años.

La última reglamentación sobre este punto del blanqueo (y muchos otros aspectos) se conoció hace diez días. Pero lo que más sorpresa causó entre los contadores es que modificó lo que la propia AFIP había dispuesto con anterioridad, ya que había eliminado la obligación de depositar estos fondos que se mantienen en el «colchón» en una cuenta habilitada de manera específica.

Comentá la nota